Crisis europea: Italia, Gran Bretaña y España ejecutan planes de austeridad

Recortes en el gasto público y en los salarios son parte de las medidas de estas economías para reducir su déficit fiscal y capear la crisis

Aunque se resistió, Italia se unió hoy al grupo de países europeos que ha adoptado medidas de austeridad en Europa: recortes en salud, alza en los precios de los peajes y rebajas salariales. Estos ajustes son parte de la iniciativa continental para reducir el déficit fiscal y capear la crisis originada en Grecia, que afectó en las últimas semanas a varias economías del bloque. Antes que Italia, ya lo habían hecho Grecia, España y Portugal.

Por meses, el gobierno italiano dijo que su economía estaba blindada ante la crisis; ahora, espera que la austeridad instaurada sea solo un plan preventivo y eventual, a corto plazo. Sin embargo, el hecho fue titulado en el diario italiano La Repubblica con la frase “Se acabó el cuento de hadas”.

Sin embargo, el déficit italiano se acerca a los 26.000 millones de euros, los cuales se espera pagar en los dos próximos años. Para ello, se recortarán las contrataciones públicas y se congelarán los sueldos por tres años; además, se demorará la jubilación de trabajadores a punto del retiro.

LA REINA TAMBIÉN AJUSTA
La reina Isabel II también sumó hoy a la Gran Bretaña al grupo de países en austeridad, a través de un discurso durante el que lució una corona con 2.000 diamantes incrustados.

“La primera prioridad es reducir el déficit y restablecer el crecimiento económico”, dijo la reina. Para ello, se ha planeado la creación de un pronosticador económico independiente, la eliminación de un aumento previsto a los impuestos a los trabajadores y la imposición de un nuevo impuesto a los bancos. Las medidas son parte de un programa diseñado por el nuevo gobierno inglés, elegido a inicios de mes, que apunta a estimular la economía y el consumo y a reducir restricciones vigentes de las libertades personales.

EL EJEMPLO ESPAÑOL
Asimismo, la Cámara Baja del Parlamento español acordó hoy por unanimidad recortar el sueldo mínimo de los diputados en 10%, siendo la asignación base de estos US$3.817,94, aproximadamente, al mes.

A los complementos de los portavoces y miembros de la Mesa del Congreso –que fluctúan entre los US$4.400 y US$950- se les recortará hasta un 12%.
Alcaldes y funcionarios municipales también reducirán sus sueldos entre el 0,25% y el 15%.