Cuestionan fallo que restituye arancel al cemento importado

Medida podría ser aprovechada para cuestionar hasta Tratados de Libre Comercio. Abogados consideran que se establece un mal precedente

Por: Marcela Mendoza

El Tribunal Constitucional resolvió que la demanda presentada ante ellos por Cementos Lima era fundada y decidió restablecer los aranceles del 12% para dos partidas arancelarias. Según explican al fundamentar sus votos, la norma dictada por el Ejecutivo en octubre del 2007 afectaba el principio de igualdad.

Joseph Andrade, abogado del Estudio Rubio, Leguía, Normand y Asociados, explica que el TC considera que la igualdad ante la ley de productores nacionales e importadores de cemento no era respetada por el artículo segundo del Decreto Supremo 158-2007-EF y por esa razón debía declararse no aplicable. Lo preocupante de esta sentencia, según Andrade, no es que la medida sea o no conveniente para una o más empresas cementeras, sino que el TC se estaría convirtiendo en un revisor de la política arancelaria dictada por el Poder Ejecutivo. “Creo que puede estar excediendo sus facultades”, opina.

Una posición similar sostuvo el abogado Aníbal Quiroga: “El TC le está diciendo al Ejecutivo que no puede quitar aranceles. Está regulando el mercado con una posición que le parece favorable”. En el mundo existen algunas corrientes de opinión, según Quiroga, que defienden la labor protagónica del TC. Ellos opinan que el TC puede legislar o entrar a temas administrativos. “Yo tengo una visión más conservadora y creo que el TC debe tener un rol más pasivo. Yo no creo que la política arancelaria esté en sus funciones”, recalca .

“El problema ahora es que cualquiera que se sienta afectado puede reaccionar y reclamar”, añade Joseph Andrade.

Una empresa que se considere perjudicada por una rebaja arancelaria o por un tratado de libre comercio podrá presentar el mismo tipo de reclamo para que anulen una norma publicada por el Ejecutivo, no por sus efectos, sino por sus intenciones.

REACCIONES
La sentencia del TC —explican los abogados— busca evitar que se perjudique a los productores nacionales. Sin embargo, la Sociedad de Comercio Exterior del Perú (Cómex Perú) estima “que la medida [el fallo del TC] discrimina las partidas nacionales correspondientes al cemento con relación a otras, provocando una injustificada dispersión arancelaria”.

El mercado del cemento —refiere Cómex Perú— no se ha visto afectado por el ingreso de fuertes cantidades de cemento importado. “Pese a la reducción arancelaria, las importaciones de cemento son mínimas en comparación con la producción nacional. Las utilidades de dicha empresa y el promedio de la industria incluso han crecido y se ubican en niveles francamente notables”.

LAS CIFRAS
1,4% aumentaron las utilidades de Cementos Lima en el último año, aun a pesar de la crisis internacional y las importaciones.

10% crecerá en el 2010 el sector construcción, según Cómex Perú.

180.000 toneladas de cemento fueron importadas durante el 2009 por, al menos, tres empresas.

7’166.443 toneladas de cemento se produjeron entre enero y diciembre del 2009 en el Perú, según Cómex Perú.

SEPA MÁS
Cementos Lima representa más del 40% de los despachos totales de cemento en el país.

Cemex, empresa mexicana que importa cemento al Perú, estima que la medida dictada en el 2007 favoreció al mercado y evitó un incremento en los precios de este producto.

La demanda de cemento continúa incrementándose debido a la mayor actividad del sector construcción. Como las cementeras locales están al tope de su capacidad instalada, también se han visto en la necesidad de importar cemento para cubrir la demanda de sus clientes, aseguran los representantes de Cemex.

MEF cuestiona dictamen
La ministra de Economía y Finanzas, Mercedes Aráoz , señaló que la sentencia del TC quita seguridad jurídica y pone en peligro los tratados de libre comercio, ya que, bajo esa lógica, podría llegarse a cuestionar las decisiones que toma el Ejecutivo al amparo de la Constitución. “Me parece sorprendente. La constitución dice que la política arancelaria la define el presidente a través de decretos supremos y eso se hace en coordinación con el MEF, que es el ente competente en este caso. Efectivamente creo que esto es un exceso de atribuciones que asume el TC porque está definiendo la política arancelaria”, advirtió Aráoz.