Especialista Antezana: “Soberón permanece para contener a cocaleros”

Experto viajó a Aguaytía, a donde se ha trasladado la erradicación forzosa. “Enaco está legalizando a los cocaleros”, advierte.

Especialista Antezana: “Soberón permanece para contener a cocaleros”

MARIELLA BALBI.

El viernes pasado, el presidente de Devida, Ricardo Soberón, viajó al VRAE, donde no se aplica la erradicación forzosa de hoja de coca…
No sabemos qué ha ofrecido a los cocaleros de esa zona, ni a las autoridades con quienes ha conversado; prohibió el ingreso de la prensa a las reuniones. En realidad, Devida no se ocupa de la erradicación sino el Corah (Proyecto Especial de Control y Reducción de Cultivos Ilegales de Coca en el Alto Huallaga), que depende del Ministerio del Interior (Mininter). Devida ve el desarrollo alternativo, pero Soberón quiere participar directamente en la política de erradicación. En sus comunicaciones con los cocaleros dice: “Participar en la definición de dónde se debe hacer la erradicación”.

¿Convenció al presidente Humala de detener la erradicación en el Huallaga?
Sí, él se ha trazado como propósito detener las operaciones de erradicación allí, concretamente en Las Vegas y en Subte.

Pero la suspensión de la erradicación duró una semana.
Por la presión y la protesta de la sociedad, pero el objetivo de Soberón era –como declaró– suspenderla por un año. Sin embargo, las operaciones no se reanudan en la zona de Subte, sino en Aguaytía (Ucayali), en el distrito de Irazola.

¿Y en ese cambio de lugares para erradicar intervino Devida?
Por primera vez hay un papel protagónico de Devida, de Ricardo Soberón. No sé si está por encima del Mininter, pero sé que ha tenido que coordinar con él. Para frenar la erradicación también tuvo que contar con la decisión presidencial. Soberón ha señalado que no será un jefe ajeno a este tema. El ministro del Interior [Óscar Valdés Dancuart] desconoce mucho de estas cosas, ha estado más de 10 años en Tacna como empresario. No tiene idea de lo que ocurre.

¿Tanto así?
Cuando el Consejo de Ministros detiene la erradicación, dijo que este año se habían erradicado 4.000 hectáreas de hoja de coca y en realidad han sido 6.000. Desconoce el tema.

¿Subte, en el Alto Huallaga, tiene más coca que Aguaytía?
No necesariamente, pero Subte es un polo muy importante de concentración de coca ilegal con innumerables pozas de maceración. Está muy cerca de Tingo María. Si bien la zona de Aguaytía tiene cocales, en los caseríos intervenidos, San Miguel y Campo Verde, no hay presencia de la asociación de cocaleros de Aguaytía que pertenecen, junto con los del Alto Huallaga, a la Confederación Nacional de Productores Agropecuarios de las Cuencas Cocaleras del Perú (Conpaccp).

¿No están organizados?
No. Hace una semana los cocaleros de Aguaytía hicieron una marcha, pero no concretaron un paro, porque la mayoría de los cocaleros de San Miguel y Campo Verde –donde se está erradicando– no están organizados. Se han plegado a la confederación para que los defienda. El secretario general de la Conpaccp, Serafín Luján, Nancy Obregón, Elsa Malpartida vinieron a Lima y conversaron con Soberón y también con asesores de la PCM, como Carlos Tapia. No se reunieron con el ministro del Interior. Estuvo también el congresista Walter Acha, ex secretario general de la Conpaccp. No llegaron a acuerdos escritos, pero ha trascendido que acordaron que no se tocará a aquellos cocaleros que entregan un poco de coca a Enaco…

Enaco compra muy poca coca…
Es una trampa. La erradicación es forzosa, pero ahora tiene un elemento nuevo. Cuando entra el Corah a erradicar le pide al dueño de la chacra que muestre su guía o comprobante de haber vendido algo de su producción de hoja de coca a Enaco.

¿Enaco no tiene un padrón cerrado hace un buen tiempo?
No es tan así. En el caso de Aguaytía, desde mediados de la década pasada los cocaleros han gestionado que los de Enaco lleguen a la zona y los inscriban en un listado adicional porque no pueden ser parte del padrón histórico.

¿Enaco tiene la atribución legal de integrar a nuevos cocaleros?
Muchas cosas en el Perú ocurren más allá de la ley. Es ilegal pero así funciona. Cuando Enaco ha estado en la zona los cocaleros han hecho largas filas en la plaza principal para entregar una o dos arrobas a Enaco y recibir una guía. Con esta, los cocaleros buscan tener apariencia de legalidad.

¿En el gobierno anterior se tenía en cuenta esa guía para erradicar o no?
No se tomaba en cuenta. Es relativamente nuevo. Aparentemente ese es el acuerdo al que han llegado en Lima los cocaleros con Devida y los asesores de la PCM. Sorprende que retornen tranquilos, deponiendo la huelga que habían anunciado si no se detenía la erradicación en Aguaytía. El acuerdo es que se va a respetar a los cocaleros que pertenecen a la Conpaccp y que entreguen un poco de coca a Enaco. Ahora el Corah entra, pide la guía, ve cuánta extensión tiene la chacra y erradica la parte que no ha sido entregada.

¿Es una manera de sacarle la vuelta a la erradicación?
Sí, porque se vuelve a sembrar y la erradicación no tiene un seguimiento sistemático. Es bien peligroso porque Enaco está legalizando estos sembríos. En Aguaytía, las zonas de Huipoca, San Pedro de Chío y San Juan Bautista son las que más le venden al narcotráfico, inclusive producen cocaína; y la gran mayoría tiene boleta. Ahí el Corah no está erradicando. Enaco depende del Fonafe y del MEF y, sin embargo, legaliza el sembrío de hoja de coca con la boleta. Pero la legalidad solo la da el padrón existente que está cerrado hace mucho tiempo.

Según el dirigente cocalero Nelson Palomino, Ricardo Soberón es como un bífido porque por un lado está contra la erradicación y por el otro la avala.
Sorprende que los cocaleros lo ataquen, cuando Soberón los ha ayudado a tener el discurso que hoy enarbolan.

Nancy Obregón afirma que Soberón no ha sido asesor…
Ella puede negarlo, pero sí ha asesorado a las organizaciones cocaleras. Sin embargo, quién tuvo mayor visibilidad en la asesoría ha sido Hugo Cabieses, hoy viceministro del Ministerio del Ambiente.

El Gobierno dijo que la erradicación se daría en zonas protegidas…
Ricardo Soberón hace una interpretación propia del discurso del presidente Humala del 28 julio, y plantea una reducción selectiva: en parques nacionales y los cocales que estén alrededor de las pozas de maceración. Pero no se está implementando este planteamiento. Se usa el criterio de respetar los sembríos que tienen boleta de Enaco y no se ha entrado a la zona dura, la de Huipoca.

¿Se cumplirá la meta de erradicar 10 mil hectáreas en el 2011?
Creo que sí, es muy poco lo que queda por erradicar, 4.000 hectáreas.

¿Es posible una erradicación concertada?
Ningún cocalero va a aceptar que erradiquen y no tienen nada que ofrecer. Hay programas de desarrollo alternativo con la cooperación de EE.UU.; no se sabe si hay recursos para articular esa zona a la sustitución. Se suponía que el programa entraría a Huipoco, a Chío, había que erradicar primero, pero no se ha dado.

La erradicación sola no tiene sentido.
No, ese es el viejo estilo; paradójicamente es lo que está ocurriendo ahora. No se debe hacer erradicación sin programas alternativos. Es una obligación del Estado ofrecer y garantizar la sustitución. Pero si se incumple esto, no se puede detener la erradicación forzosa, porque es una manera de frenar el avance del narcotráfico, una alarma, también se impide que produzca más droga.