La falta de agua pondrá en peligro el agro en Ica al 2021

La sobreexplotación afecta el nivel de los acuíferos en los principales valles y pampas destinados a los productos de agroexportación

La falta de agua pondrá en peligro el agro en Ica al 2021

MARIENELLA ORTIZ

La crítica situación de los acuíferos en Ica originará una dura contracción de la exitosa producción agroexportadora iqueña hacia el 2021, según un último estudio de la Autoridad Nacional del Agua (ANA). Vea la infografía

Debido al actual ritmo de sobreexplotación de los pozos en la región, la institución estimó que el 76% de áreas de cultivos del valle de Ica, calculadas en 16.740 hectáreas bajo riego, será afectado por la extrema escasez de agua en un horizonte de diez años.

Igualmente, las pampas de Villacurí y Lanchas, áreas destinadas a la agroexportación, serán afectadas al 100%, agrega el referido estudio.

Ica tiene en la actualidad un aproximado de 35 mil hectáreas bajo riego en el valle de Ica y las pampas de Villacurí y Lanchas. Fue la primera región donde se inició el ‘boom’ de la agroexportación hace más de una década.

En líneas generales, Francisco Dumler Cuya, secretario general del ANA, señaló que el valor económico de Ica caerá de S/.6 mil millones a la fecha a S/.4 mil millones para el 2021. En tanto, el empleo llegará a un pico de 450 mil personas en el 2013; mientras que para el 2021 decaerá a 300 mil personas.

Producto de la sobreexplotación de los acuíferos, el ANA dijo que el nivel de agua desciende en estos acuíferos a un ritmo de metro y medio por año, como promedio, cuando ese volumen debería registrarse en toda una década.

En la actualidad, la calidad del agua se ha visto afectada, lo que se evidencia en el progresivo incremento de su salinidad, mencionó la institución.

Por eso, comentó que lanzará a comienzos de setiembre el plan de gestión del acuífero del valle de Ica y pampas de Villacurí y Lanchas. Como parte de este plan, se evaluará el estado actual y futuro de las aguas subterráneas sobre la base de diversos escenarios de explotación y de recarga, con la finalidad de determinar la oferta de agua subterránea explotable que sea sostenible. Dumler señaló también que se busca sincerar el número de pozos existentes en Ica, para su formalización.

Al respecto, el presidente de la Asociación de Exportadores (ÁDEX), Juan Varilias, consideró que hubo una depredación del recurso hídrico en Ica de manera desordena en las últimas décadas. Consideró valioso que hoy una institución como el ANA tenga la potestad de enfrentar este tipo de problemas, para que Ica continúe con su actual desarrollo económico.

El agroexportador Jorge Chepote, presidente del Comité de Capsicum de ÁDEX, dijo que, en efecto, los pozos en Villacurí se están salinizando por sobreexplotación, lo que ya implica una afectación negativa en algunos cultivos de la zona.

Pablo Buendía, presidente de la Junta de Usuarios de Aguas Subterráneas del Valle de Ica, calificó de irresponsable realizar estimados con relación a la vida útil de los pozos, cuando no existe algún estudio serio sobre los acuíferos en Ica.

Señaló, más bien, que en los últimos dos años ha habido una recuperación de los acuíferos, debido a mayores volúmenes de agua en los ríos adyacentes. Agregó que muchos de los pozos considerados como ilegales en realidad sí están inscritos en el ANA y que lo que les falta es la licencia de uso.

También dijo que más allá de censos de pozos, que a su entender no solucionan el problema, están pendientes otras soluciones que involucran obras de infraestructura de agua.

MÁS DATOS
Mayor explotación. En el acuífero de Ica se tiene la mayor explotación en relación con todos los acuíferos del país. Según el ANA, representa el 35% de la explotación de aguas subterráneas en el país.

Veda. En el valle de Ica y las pampas de Villacurí y Lanchas está actualmente prohibida la construcción de nuevos pozos. A partir de 2002, la explotación en el valle de Ica se incrementó por la agroexportación.

Menos productivas. Debido a que el agua va descendiendo, el bombeo del agua debe ser más profundo y eso resta productividad a la actividad agrícola.