Grecia elabora nuevo plan de austeridad para salvarse de la quiebra

Con nuevas disposiciones, el país heleno busca convencer a la UE y el FMI para que liberen el rescate económico de 8 mil millones de euros

Grecia elabora nuevo plan de austeridad para salvarse de la quiebra

Grecia anunció un plan para acelerar los recortes de gasto acordados bajo su programa de rescate, a fin de garantizar una nueva inyección de recursos y salvar al país de una quiebra inminente.

Mientras el Fondo Monetario Internacional y la Unión Europea pierden la paciencia ante el incumplimiento de Atenas de sus metas fiscales, el ministro de Finanzas, Evangelos Venizelos , criticó a los líderes de la UE por no encarar la crisis con decisión y dijo que su país estaba siendo “chantajeado” por los mercados financieros.

Grecia está tratando de convencer a la UE y el FMI de que liberen el nuevo tramo de ayuda de 8.000 millones de euros (11.000 millones de dólares) que necesita para evitar quedarse sin dinero el próximo mes, pese a la furia pública por las medidas de austeridad que están llevando a Grecia a su cuarto año de recesión.

COMPROMISO Y MEDIDAS
En una conferencia telefónica con los inspectores de los prestamistas multilaterales, conocidos como la “troika”, Venizelos se comprometió a adelantar las medidas de ajuste fiscal acordadas en un programa de préstamos de cinco años.
“Estamos haciendo y vamos a hacer lo que sea. No pondremos la suerte del país en riesgo”, dijo Venizelos al Parlamento.

Medios griegos reportaron que las medidas que probablemente se adelanten sean los despidos del sector público, los recortes de pensiones y salarios de los empleados públicos, un alza en el impuesto al combustible de calefacción y una extensión del ya anunciado impuesto extraordinario a las propiedades.

Venizelos no dio detalles de las medidas, pero dijo que había poco espacio para elevar los ingresos, una señal de que no impulsará nuevas alzas de impuestos, además de los impopulares tributos a las propiedades y a los salarios aplicados desde junio.

EL MERCADO NO AYUDA
El ministro Venizelos manifestó que Grecia estaba siendo “chantajeada” por los mercados, que han elevado sus costos de endeudamiento a niveles inmanejables, y que los líderes europeos han fracasado en el manejo de la crisis.

“Como un sistema institucional que maneja una moneda común que está expuesta a ataques especulativos de los mercados internacionales, Europa no puede manejar esta crisis con la decisión y velocidad y efectividad que necesita”, expresó.
“Si no fuera por el control de la troika (…) desafortunadamente nos habríamos descarrilado en términos fiscales”, agregó.

Economistas y políticos temen que si la nación mediterránea declara la cesación de pagos, podría separarse de la zona euro, lo que repercutiría en la economía global, desplomando a los mercados y empujando a otros miembros complicados del bloque como Italia y España hacia el despeñadero.