"Factores indican que no estamos camino a una burbuja inmobiliaria"

Juan Carlos Campana, gerente de la división de Vivienda de Los Portales, dijo que hoy la morosidad de los créditos para viviendas no supera el 1% y tampoco existe un mercado hipotecario secundario

EL COMERCIO

El gerente de la división de Vivienda de Los Portales, Juan Carlos Campana, dijo que existen tres factores que indican que el *Perú no está camino a desarrollar una burbuja inmobiliaria.

En diálogo con el con elcomercio.pe, el ejecutivo afirmó que en el mercado local el sector bancario es regulado firmemente por la SBS en la entrega de créditos hipotecarios, la morosidad no llega al 1% y tampoco se ha desarrollado un mercado secundario de hipotecas, como si sucedió en España y EE.UU.

“Se habla mucho de este tema, pero en mi opinión los factores señalan que no estamos en el camino a una burbuja inmobiliaria”, afirmó.

Respecto a los precios de las viviendas, Campana dijo que sí existe un componente de especulación debido a personas que ven a los inmuebles como una inversión para una venta futura. Sin embargo, aclaró que la SBS ha puestos medidas más estrictas, como el alza de la cuota inicial, para la compra de una segunda vivienda.

PRINCIPALES OBSTÁCULOS
En cuanto a las trabas más comunes que retrasan el avance de proyectos en el sector inmobiliario, Campana consideró que uno de los principales es la lentitud en la aprobación de autorizaciones y permisos.

“Nadie pretende avanzar un proyecto sin una autorización, pero requerimos una respuesta más rápida. En segundo lugar, existe una carencia crítica de servicios básicos en nuestro país, principalmente en proyectos de agua y desagüe”, añadió tras participar en el Foro “Infraestructura para el desarrollo”, evento organizado por la Sociedad de Comercio Exterior del Perú.

Otro punto que señaló como un inconveniente es la falta de planes de desarrollo urbano. “Es necesario que se señalicen los lugares donde se pueden construir viviendas y que las municipalidades garanticen que no haya una invasión en el futuro, finalizó.