Ley del Contrato de Seguro sería reglamentada antes de fin de año

Titular de la SBS dijo están abiertos a escuchar las observaciones de las aseguradoras. Interesa paliar las asimetrías entre empresas y contratantes

Ley del Contrato de Seguro sería reglamentada antes de fin de año

LUIS DAVELOUIS L.

“Es raro que el supervisado esté satisfecho con las normas nuevas”, dijo el jefe de la Superintendencia de Banca, Seguros y AFP (SBS), Daniel Schydlowsky, tras comentar que el reglamento podría estar listo antes de fin de año.

Atribuyó el descontento de las aseguradoras a que en las normas se suele reflejar lo que busca el supervisor, lo que busca el legislador y, con optimismo, se quiere que todo eso redunde en beneficio del mercado y los consumidores.

CRÍTICAS Y RECONOCIMIENTO
Durante las últimas semanas se hicieron algunas críticas al proyecto –convertido en ley esta semana–, que, en síntesis, apuntan a que las nuevas normas encarecerán los costos de las empresas y terminarán perjudicando a los contratantes.

Gustavo Cerdeña, gerente general de La Positiva Compañía de Seguros, reconoció que, no obstante sus limitaciones y algunos artículos que pueden prestarse a interpretaciones que terminarán por perjudicar a los asegurados, la ley era necesaria y, en general, podía calificarse de buena.

La última ley de seguros databa de 1902. Es decir, tenía 110 años y era, como comentaban distintos especialistas, una pieza de museo absolutamente inservible e inaplicable.

DIÁLOGO SE IMPONE
Schydlowsky adelantó que probablemente se reunirá con las compañías de seguros para escuchar sus posiciones, “pues todo se puede solucionar conversando”.

Hay puntos que se pueden ajustar en el reglamento de la ley, dijo Schydlowsky al recalcar que, en general, es una buena ley, que busca proteger a los asegurados y, de algún modo, paliar las asimetrías inmensas que hay entre la empresa y los contratantes.

Trascendió que el reclamo de las empresas no fue tan airado ni estuvo ventilándose en los medios porque no querían dar la impresión de estar peleándose con el legislador ni, mucho menos, con el supervisor. “No quieren que les pase lo que les pasó a las AFP”, comentó una persona cercana al tema.

Y tiene sentido, las AFP pudieron hacer poco o nada para cambiar lo que decía la ley que no querían. Y para el reglamento, ni las llamaron.