Lideresa de Kraft Foods es la ejecutiva más poderosa

Irene Rosenfeld desplazó, tras cinco años, a la CEO de Pepsico Indra Nooyi, según ránking de la revista “Fortune”

Lideresa de Kraft Foods es la ejecutiva más poderosa

La jefa de Kraft Foods, Irene Rosenfeld, es actualmente la mujer más poderosa del mundo empresarial estadounidense, según la revista “Fortune”, lo que relega a la jefa de Pepsico Indra Nooyi al segundo lugar tras cinco años en el primer puesto.

El decimocuarto ránking anual fue determinado por el tamaño e importancia de los negocios dirigidos por mujeres en la economía global, la salud y dirección de cada negocio, el arco de la carrera de la ejecutiva y su relevancia social y cultural.

“Rosenfeld dio una gran muestra de poder este año con su decisión de dividir Kraft en dos compañías, y revirtió su estrategia previa de expandirse mediante adquisiciones”, dijo la revista sobre la presidenta ejecutiva de Kraft, que lideró la compra hostil por 18.000 millones de dólares de la británica Cadbury en el 2010.

MUJERES CON DINERO
Nooyi fue la única entre las diez más poderosas que también apareció entre las diez mejor pagadas; quedó en noveno puesto, pues la ejecutiva de Pepsi ganó US$14 millones en el 2010. La mujer con ingresos más altos fue la presidenta de Oracle, Safra Catz, con 42 millones de dólares.

A solo una semana de ser nombrada presidenta ejecutiva de Hewlett-Packard, Meg Whitman –ex presidenta de eBay hasta el 2008 y quien fracasó en su intento de gobernar California– regresó al ránking de las 50 empresarias más poderosas en el noveno puesto.

Whitman llenó el lugar que entre las top 10 dejó la ex presidenta ejecutiva de Yahoo Carol Bartz, despedida por teléfono el mes pasado y quien ahora abandonó la lista elaborada por “Fortune”.

La magnate de los medios Oprah Winfrey cayó 10 puestos al número 16 porque “Fortune” afirma que su influencia ha disminuido tras ser anfitriona de la temporada final de “The Oprah Winfrey Show” en mayo. La vicepresidenta de Johnson & Johnson Sherilyn McCoy ingresó en su lugar y ocupó el décimo lugar. En general los primeros lugares de la lista se mantuvieron sin cambios respecto al 2010.

Aunque las mujeres representan cerca de la mitad de los empleados de oficina en EE.UU., son una rareza en los escalones superiores de las empresas. Las mujeres ocupan la presidencia ejecutiva de apenas un 3% de las compañías incluidas en el índice Standard and Poor’s 500.