Lo que plantea la reforma de las AFP sobre el cobro de comisiones

A partir de la promulgación del proyecto del Ejecutivo, afiliados deberán pagar comisiones por saldo y por flujo

Lo que plantea la reforma de las AFP sobre el cobro de comisiones

LUIS DAVELOUIS LENGUA

De ser promulgada y publicada, la reforma del sistema previsional privado propuesta por el Ministerio de Economía que aprobara anteanoche la Comisión Permanente del Congreso va a cambiar la manera en que los peruanos pagan a las AFP por el servicio de administrar sus fondos de pensiones.

Una vez reglamentada, quienes están afiliados a una AFP empezarán a pagar una comisión compuesta o mixta. Esto significa que una parte se calculará sobre el sueldo, como es hoy, y otra sobre el saldo del fondo de cada quien, a partir de ese primer depósito.

Esto quiere decir que, a partir de ese momento, cada uno de los que venía aportando a las AFP tendrá, en la práctica, dos fondos. Uno comprenderá los recursos que usted ya acumuló (entre aportes y rentabilidad) y por el que pagó una comisión asociada a su sueldo, que cubre el servicio de administración hasta que se jubile, incluyendo la rentabilidad que genere. Si se le cobrara sobre saldo en este fondo, estaría pagando otra vez por un servicio que ya pagó.

El otro fondo empezará con el primer aporte que realice y se le cobrará de la manera descrita líneas arriba: una parte sobre su saldo y otra sobre su sueldo. Este sistema es, en realidad, una transición entre la comisión por flujo (sobre el sueldo) y la comisión por saldo y durará, según nos dijeron en la Superintendencia de Banca y Seguros (SBS), unos 10 años. ¿Por qué no se hace de golpe? Porque una comisión por saldos constituye una barrera de entrada muy alta para cualquier competidor: si es nuevo, no tiene saldos sobre los que cobrar y perderá dinero durante muchos años. Según la SBS, el cambio debe ser gradual, para que el plan de licitación de afiliados funcione.

De acuerdo con el congresista Jaime Delgado, el cambio de sistema de cálculo de comisión será beneficioso para los afiliados porque la AFP que cobra sobre el saldo del fondo del afiliado querrá que este crezca para cobrar más y, por ende, se esforzará en obtener más rentabilidad. Sin embargo, a la fecha los aportes voluntarios con fin previsional (que también manejan las AFP, pero al margen del sistema obligatorio como mecanismo de ahorro) se pagan con ese sistema y tienen un peor desempeño que los fondos previsionales regulares que pagan comisión por flujo.

El mismo BCR y varios expertos desaconsejan este sistema de cobro porque a la larga, es más caro que la comisión por flujo, precisamente cuando uno empieza a ganar menos hacia el final de su vida laboral. Además, si uno se queda sin trabajo, la AFP se sigue cobrando del fondo, lo mismo que cuando uno sale a un retiro programado y deja de aportar porque se ha jubilado.

INDEPENDIENTES
Otra novedad que trae la ley aprobada el miércoles es que los independientes van a tener que aportar obligatoriamente. Ello mejorará la cobertura en términos relativos, estancada en el 12% de la PEA desde hace varios años, y dotará de un fondo de pensiones y de un seguro de estas personas, pero solo si tienen menos de 40 años pues, de otro modo, no tendría sentido cobrarles si no alcanzarán a acumular suficiente fondo ni suficiente plazo para tener derecho a una pensión.

Quienes perciban más de S/1.250 al mes deberán aportar la tasa de 10% a su fondo de pensiones, mientras que quienes tengan ingresos menores a ese moto pagarán una tasa de 4% de su ingreso, que será compensado con un 4% extra que el Estado aportará para completar una contribución al fondo de esas personas del 8% de sus ingresos.

No se conoce aún el mecanismo mediante el cual el Estado ordenará las retenciones pues, como se preguntan algunos críticos de la recién aprobada norma, ¿cómo le van a cobrar a un locador de servicios que entrega varios recibos por honorarios al mes?, a menos que Sunat se convierta en el retenedor y calculador de esos ingresos de modo que se pueda calcular cuánto le corresponde pagar a su sistema de pensiones.

El costo de recaudación de Sunat es 10 veces más alto que el de las AFP y difiere el pago de los recursos hasta por 40 días. Eso complica las cosas.

SUBASTA DE AFILIADOS
De acuerdo con el MEF, la SBS y el congresista Delgado, la subasta de afiliados será la pieza clave que hará que las comisiones que cobra el sistema privado bajen.

Luego de ordenar la centralización de ciertos procesos esperan los nombrados arriba bajarán los costos de las administradoras en hasta un 25%. Para la SBS, la única manera de trasladar esos ahorros a los afiliados es incorporando competencia. “Si ingresa una AFP competidora, la comisión podría bajar hasta en 37%”, dijo en algún momento el ministro Miguel Castilla.

La nueva AFP entraría a competir con una propuesta de comisión mucho más baja que aquella que cobran las cuatro AFP actuales. Ello le daría derecho a recibir en exclusiva a todas aquellas personas que se incorporen a la fuerza laboral del país y escojan el sistema privado por un plazo de dos años.

Según afirma el economista Pablo Secada, “se pudo hacer algo mucho más potente, pero al menos es un buen paso en la dirección correcta”.