Marshall Goldsmith a empresarios en la CADE: "Ayuden más y juzguen menos"

El ‘coach’ más reputado del mundo inauguró la segunda jornada de la conferencia en Arequipa planteando que liderar no es criticar

AUGUSTO TOWNSEND KLINGE

Marshall Goldsmith, posiblemente el ‘coach’ (asesor) empresarial más reputado del mundo, estuvo hoy temprano en Cerro Juli, Arequipa , para dar inicio a la segunda jornada de CADE 2012 . Con un discurso sencillo y apelando constantemente al sentido del humor, Goldsmith articuló un mensaje poderoso pero por momentos plagado de lugares comunes.

“La mayoría de los empresarios a los que asesoro son hombres viejos y ricos que odian perder dinero”, ironizó, “y mis clientes favoritos son los más tercos, ‘opinionados’ y sabihondos”, añadió. Su carisma le permitió subirle un poco el tono a su charla, como cuando increpó a los cadeístas: “¿Cuántas personas aquí son tan estúpidas que siguen creyendo que puedan cambiar el comportamiento de sus esposos o esposas?”.

Pero el objetivo de su presentación fue precisamente explicar cómo el liderazgo implica poder influir en la gente de manera positiva. Y para ello, les planteó a los empresarios una receta bastante sencilla: “Ayuda más, juzga menos”.

Según Goldsmith, uno de los principales problemas al interior de las empresas, como en tantos otros ámbitos, es la parálisis que generan los comentarios destructivos. “¿Cuántos de ustedes han criticado la comida antes de probarla? Piénselo: es estúpido”, dijo.

Al igual que la charla de Benjamin Zander en la jornada de ayer, la de Goldsmith fue bastante interactiva aunque también larga. Hizo que los cadeístas se pararan, intercambiaran mesas, formaran grupos y discutieran sobre sus respectivos defectos. Y allí fue cuando ocurrió algo muy curioso: Goldsmith pidió a los grupos que eligieran voceros, y cuando estos se acercaron al escenario, resultó que la mayoría eran mujeres. Extraño que aún no pase lo mismo cuando se trata de elegir a los cuadros gerenciales en las empresas.

ABSURDA RETROALIMENTACIÓN
Luego Goldsmith le solicitó a los cadeístas que calcularan qué porcentaje de su tiempo escuchaban a alguien hablar de cuán inteligente, especial o maravilloso era, y cuánto tiempo ellos mismos hablaban sobre cuán estúpido, inepto o malo era alguien más. Tras promediar resultados, llegó a la asombrosa cifra de 64% sumando ambas cosas.

El experto en liderazgo cerró su presentación transmitiéndole a los empresarios sus dos reglas de oro. La primera: “No podemos cambiar el pasado, así que dejemos de dar ‘feedback’ (retroalimentación) sobre él”. Y la segunda: “No juzgues las ideas que te dan las personas, solo di gracias”.


Tags relacionados

Liderazgo

CADE

Marshall Goldsmith