Mayor cuota inicial no afectaría venta de viviendas, sostiene Capeco

El gremio constructor no cree que el crecimiento del sector disminuya de forma drástica. Tinsa considera que sería una medida saludable

Mayor cuota inicial no afectaría venta de viviendas, sostiene Capeco

EL COMERCIO

Si los bancos elevan la cuota inicial de los créditos hipotecarios, como algunos han anunciado, el sector construcción podría perder dinamismo, pero el efecto no sería tan dramático.

Aunque no dio estimaciones, el gerente general de la consultora Tinsa, Gino Layseca, explicó que las ventas caerían porque los futuros compradores de viviendas tardarán más tiempo en juntar el dinero para pagar la cuota inicial.

Sin embargo, afirmó que tal medida sería saludable, pues consideró que el país no está creciendo a la misma velocidad que el sector construcción (15%). “Es preferible crecer a un menor ritmo, pero tener una banca y una demanda saludable”.

El presidente del Comité General de Obras de Edificación de Capeco, Enrique Espinoza, coincidió en que el sector se frenaría, pero no de forma crítica, pues no todos los créditos se otorgan con 15% de cuota inicial ni necesariamente subirán a 20% o más. “Subir la cuota inicial no es la única medida para ser más cautelosos en la colocación de créditos. La manera más eficaz es analizando mejor al cliente”.

Abel Chumacero, gerente de negocios de Creativa, sostuvo por el contrario que la iniciativa no tendría un impacto en las ventas, salvo que la cuota inicial se eleve por encima del 20%. Dijo que los bancos podrían tomar medidas preventivas por el incremento del precio del metro cuadrado.

LA POSICIÓN DE LA SBS
Aunque los bancos fijan cuánto piden de cuota inicial, la SBS aclaró que los pagos están en función al riesgo crediticio de cada operación. “En soles y a una tasa de interés fija, la exigencia es una inicial de 10%. En dólares es de 20%”, precisó.

CIFRAS
Las colocaciones. El 70% de los créditos está dirigido a los niveles C y D.

Las ventas. En el tercer trimestre se vendieron 2.228 viviendas por mes, según Tinsa.