Ministerio de Economía deberá actualizar la deuda agraria

Bonos podrán ser canjeados por otros instrumentos financieros. Gana Perú dice que es una bomba de tiempo

Ministerio de Economía deberá actualizar la deuda agraria

MANUEL MARTICORENA

El lunes pasado, la Comisión Permanente del Congreso aprobó la ley que crea un procedimiento de canje de bonos de la deuda agraria que tiene el Estado con cientos de ex propietarios de haciendas y de fundos. Esta deuda fue consecuencia de la reforma agraria implementada por el gobierno de Juan Velasco Alvarado, en 1969.

Se trata de una norma que podría poner fin a los reclamos de los ex propietarios agrícolas que, no obstante que sus terrenos fueron expropiados, nunca obtuvieron el pago de un justiprecio por esta acción, y están a la espera de ello desde hace 40 años.

Pese a que ayer el congresista Daniel Abugattas, de las filas de Gana Perú, solicitó una reconsideración debido a que se trataría de una bomba de tiempo para el próximo Gobierno –que tendrá que definir los mecanismos para hacerla viable–, la ley fue ratificada. En ese sentido, solo se espera la aprobación del Poder Ejecutivo para ejecutar la norma.

La ley en cuestión autoriza al Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) a emitir bonos soberanos hasta por el valor de los bonos de la deuda agraria actualizada, la cual vencerá dentro de 30 años. Asimismo, encarga al MEF acreditar, certificar y canjear los bonos, y se agrega que los tenedores de bonos tendrán hasta el 31 de diciembre del 2015 para solicitar la actualización de su deuda.

La congresista Fabiola Morales, que impulsó esta ley, señaló que la norma permitirá formalizar a los tenedores de este instrumento financiero, pues hasta el momento no se tiene una cifra exacta de cuántos son ni qué monto se deberá pagar, pues habrá que actualizar y traer a valor presente el valor de los bonos agrícolas.

El propio ministro de Agricultura, Jorge Villasante, indicó que en algunas ocasiones se ha hablado de US$1.000 millones, mientras que otras estimaciones indicaron que se trataría de una deuda de US$4.200 millones.

NORMA BIENVENIDA
Por su parte, los expropiados consideraron positiva la norma. Ana María Sardón, integrante de la junta directiva de la Asociación de Agricultores Expropiados por la Reforma Agraria (Adaepra), indicó que la norma es positiva, sobre todo porque después de 40 años de ser expropiados el Gobierno reconocerá –si la norma es aprobada– la existencia de la deuda.

“La ley no significa un pago inmediato sino el canje de los bonos por otros que tengan valor. Lo positivo es que no será necesario reglamentar la norma”, señaló.

Manuel Villa García, socio del Estudio de Abogados Olaechea, y quien representa a cerca de 50 tenedores de bonos, señaló que estos podrán renegociar los bonos en los mercado secundarios, como en bonos de privatizaciones o deuda soberana. La congresista Fabiola Morales indicó que existe la posibilidad de que incluso se les pague a través de acciones en empresas estatales.

BOMBA DE TIEMPO
Sin embargo, hubo voces discordantes con la ley. La vicepresidenta electa de Gana Perú, Marisol Espinoza, estuvo de acuerdo con el congresista Daniel Abugattas de que será el próximo gobierno el que deberá cargar con la deuda.

El presidente de la Junta Nacional de Usuarios de los Distritos de Riego del Perú (JNUDRP), Carlos Augusto Peña Reluz, demandó al Ejecutivo observar el proyecto de ley por ser contraproducente para el país. Indicó que muchos tenedores de bonos han vendido sus derechos a fondos de inversión internacionales, los cuales finalmente pretenden cobrar al Estado como una deuda soberana.

Ana María Sardón reconoció este hecho e indicó que varios ex propietarios han tenido que rematar los bonos a la quinta o cuarta parte de su valor (20% y 25%) para obtener parte de lo que perdieron por la expropiación de 1969 y que por mucho tiempo pidieron ser recompensados.