Los motivos por los que American Airlines se declaró en bancarrota

Pérdidas, encarecimiento del combustible, entre otros aspectos, explican anuncio de la aerolínea estadounidense

Los motivos por los que American Airlines se declaró en bancarrota

Cuatro han sido básicamente los motivos para que la aerolínea estadounidense American Airlines se declarara hoy en quiebra y pidiera acogerse al artículo 11 de la ley de insolvencia estadounidense. Presta atención.

PÉRDIDAS
American Airlines, la tercera aerolínea más importante de Estados Unidos, soporta desde hace tiempo elevadas pérdidas. Tan solo en los primeros nueve meses de este año sumó 884 millones de dólares en pérdidas, lo que duplicó la cifra alcanzada en el mismo período del año 2010.

Durante el tercer trimestre de este año registró también una pérdida de 162 millones de dólares y con este resultado ha perdido dinero en 14 de los últimos 16 trimestres. A ello se suma que sus costos laborales le obligan a gastar por lo menos 600 millones más que otras aerolíneas.

Ahora, la matriz de la aerolínea, el holding AMR, tiene activos por un valor de 24.720 millones de dólares y sus pasivos ascienden a 29.550 millones de dólares. En dinero efectivo solo cuenta con 4.100 millones de dólares.

COMBUSTIBLES Y FLOTA
Muchas de las más de 900 aeronaves de American Airlines y de American Eagle, la línea aérea regional afiliada a American Airlines, son viejas, consumen mucho combustible y requieren de un gran trabajo de mantenimiento.

La aerolínea norteamericana sigue operando con Boeing MD-80, que en promedio tienen una antigüedad de 20 años.

Solo este año, la empresa tuvo que gastar un tercio más de dinero para el combustible. Casi la mitad de los ingresos fueron destinados la compra de combustible. La aerolínea no pudo trasladar por completo este aumento de los costos a los billetes.

A esto se suma el encarecimiento de los combustibles, pues la gasolina de avión cuesta unos 3 dólares por galón (3,79 litros) en lo que va de año – precio récord según las estadísticas gubernamentales norteamericanas recopiladas desde 1990. La gasolina de avión es más cara porque tiene mayor octanaje. En el 2008 el precio medio era de 2,96 dólares por galón; sin embargo en los últimos cinco años la gasolina de avión se ha encarecido un 56,4% y el precio promedio ha aumentado un 50%.

COMPETENCIA
En Estados Unidos hay una fuerte competencia por los precios. Hay decenas de aerolíneas que atraen a los clientes con billetes baratos.

En vista del tamaño del país y de la escasamente desarrollada red ferroviaria, volar es algo habitual. Solo American Airlines ofrece más de 3.300 vuelos diarios.

No obstante, para reducir costos, los rivales United y Continental se fusionaron y se convirtieron en el número uno del sector de aerolíneas, lo que elevó aún más la presión sobre American Airlines.

CONFLICTO POR SALARIOS
La compañía norteamericana tiene un conflicto con sus empleados agremiados, quienes solicitan aumentos en sus salarios, lo representaría un incremento en los costos laborales de la aerolínea.

El mercado llevaba mucho tiempo estimando que la aerolínea podía verse obligada a tal extremo por no haber podido obtener de sus pilotos las concesiones salariales suficientes para sanear sus cuentas.

Los pilotos de American Airlines sostienen haber puesto suficiente de su parte, haciendo importantes sacrificios financieros durante la crisis anterior, en el 2003, cuando el grupo era el líder mundial del sector.