La negociación de gas con Pluspetrol se amplió hasta marzo

El consorcio Camisea pidió 90 días de plazo pero la comisión negociadora de Perúpetro le dio 60, informó Daniel Saba

La negociación de gas con Pluspetrol se amplió hasta marzo

El consorcio que explota el rico yacimiento de gas Camisea, liderado por la argentina Pluspetrol, tendrá hasta el 30 de marzo para responder al pedido del Gobierno Peruano de modificar el contrato gasífero, dijo hoy el jefe de Perúpetro, Daniel Saba.

Pero en una reunión celebrada esta semana, el consorcio Camisea “pidió 90 días más de plazo para definir una posición sobre la negociaciones para la modificación de los lotes 56 y 88”, dijo Saba.

Sin embargo, la comisión técnica negociadora de Perúpetro le dio como plazo 60 días, que vence el 30 de marzo. El consorcio, que según Saba expresó la voluntad de alcanzar un pacto, pidió más plazo para responder debido a que aún no llega a un acuerdo con “las partes comerciales y financieras”.

ANTECEDENTES
Las negociaciones entre Perúpetro y el consorcio Camisea para aumentar las regalías a la exportación de gas comenzaron en julio pasado, tras fuertes protestas de pobladores del sur en el país que se oponen al envío del vital combustible al exterior.

Luego, a fines de agosto, el Gobierno peruano incluyó en la negociación el tema de la disponibilidad del gas en uno de los lotes del consorcio, con el fin de que ese fluido sea destinado exclusivamente al mercado local.

El jefe de Perúpetro, agencia encargada para negociar por parte del Estado peruano, dijo en diciembre que el último encuentro, en el que esperaban una respuesta definitiva, sería celebrado en enero.

El consorcio que explota el gas natural de Camisea está conformado también por la española Repsol-YPF, la estadounidense Hunt Oil, la coreana SK Energy, la argelina Sonatrach y la argentina Tecpetrol.

¿POR QUÉ NEGOCIAN?
Con las negociaciones, el Gobierno peruano busca corregir las “distorsiones” entre las regalías que se pagan por comercializar el gas en los mercados interno y externo.

Mediante un decreto supremo, el presidente Alan García dispuso en julio que el valor de la regalía de gas destinado a la exportación en ningún caso podrá ser menor al valor promedio de la regalía del gas destinado al mercado interno.

El Gobierno busca, además, aplacar las críticas y protestas ante los temores a que el país afronte una escasez de gas en los próximos años por la exportación del combustible.

El consorcio Perú LNG, liderado por Hunt Oil, comenzó a exportar gas licuado a fines de junio desde la primera planta de licuefacción de Sudamérica.