OCDE instó a la Zona Euro a actuar para evitar una gran recesión

“Necesitamos una señal para los mercados”, dijo el presidente del organización, quien agregó que los eurobonos serían un instrumento útil

OCDE instó a la Zona Euro a actuar para evitar una gran recesión

La OCDE urgió hoy a la Zona Euro a que actúe y evite el contagio de la crisis de deuda soberana, y que lo haga en primer lugar con la intervención del Banco Central Europeo (BCE), porque el hundimiento de un país o de un banco podría arrastrar a todos los miembros del bloque a una gran recesión.

“Necesitamos una señal para los mercados” de la Zona Euro porque hasta ahora lo que se ha constatado es “una respuesta política inadecuada” que ha debilitado la confianza de particulares y empresas, señaló el economista jefe de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), Pier Carlo Padoan.

Hacen falta decisiones y en primer lugar evitar el contagio dentro de la Zona Euro y “eso lo puede hacer el BCE solo o junto al FEEF” (Fondo Europeo de Estabilidad Financiera), que en cualquier caso tarda en ponerse en marcha”, señaló Padoan en la presentación a la prensa del informe semestral de perspectivas de la organización.

En ese informe, la OCDE toma nota de que los países de la moneda única han entrado estos últimos meses en una recesión por el momento “suave”, que debería terminar a comienzos de 2012, un año que sería al final de casi estancamiento, con un crecimiento limitado al 0,2%, muy por debajo del que se anticipaba en mayo, y caídas en Portugal (-3,2%), Grecia (-3%) e Italia (-0,5%).

PERSPECTIVAS NEGATIVAS
La OCDE alertó que la falta de confianza en la Zona Euro está disparando la prima de riesgo de muchos de sus miembros y esto puede conducir a una suspensión de pagos o una quiebra bancaria que supondría una recesión larga y profunda.

En ese escenario pesimista, el bloque vería reducido su PBI en más del 2% tanto este año como el siguiente y la recesión cruzaría el Atlántico, con una caída del PBI un poco inferior al 2% en Estados Unidos, pero solo en 2012.

De no cumplirse esos malos augurios, la economía estadounidense también verá ralentizada su progresión respecto a lo que se esperaba hace seis meses, ya que el escenario central de la OCDE le augura un alza del 2% en 2012 (en lugar del 3,1 %) y del 2,5 % en 2013.

Padoan, consciente de que la indecisión política europea es lo que contamina todo, no solo atacó la posición alemana contraria a utilizar el BCE para comprar masivamente deuda de los países del euro bajo presión, sino que también se declaró en favor de otro de los anatemas para Berlín: el recurso a los eurobonos.

“Los eurobonos pueden ser un instrumento muy útil”, señaló el economista italiano, que a continuación puntualizó que “tienen que complementarse con otras medidas” como un control más estricta en el seno de la Zona Euro, con mayor coordinación de las políticas económicas y fiscales.