Latinoamérica: precios de alimentos son los más altos en 30 años

El hambre afectó el año pasado a 52,5 millones de personas, que equivalen a 9% de la población total de Latinoamérica, revela informe de la FAO

Latinoamérica: precios de alimentos son los más altos en 30 años

Un informe de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) señaló hoy que los latinoamericanos afrontan el nivel más alto de precios en los alimentos de los últimos 30 años, una situación que puede poner en riesgo los avances en la erradicación del hambre.

“Con un escenario como el que tenemos, los grandes esfuerzos que hacen los países por tener programas de transferencias directas, subsidios o comedores escolares, se ponen en riesgo por el alto costo que involucran”, aseveró Alan Bojanic, representante adjunto de la FAO para América Latina y el Caribe.

“Hablamos del nivel (de precios) histórico más alto de los últimos 30 años, tanto en nivel como en volatilidad”, agregó el representante de la FAO durante la presentación a la prensa del Panorama de la Seguridad Alimentaria y Nutricional de América Latina y el Caribe 2011.

Según el informe, un total de 52,5 millones de personas no satisficieron sus necesidades de alimentación en Latinoamérica durante 2010, 600 mil personas menos que en 2009, mientras que el porcentaje de personas con hambre se mantuvo en el 9 %, rompiendo el descenso continuo que mostraba esta variable.

Sin embargo, y pese a que las cifras de subnutrición y hambre siguen siendo “altas”, Bojanic aclaró que “el continente ha realizado un avance en cuanto a mejorar la situación nutricional de sus habitantes”, sobre todo, en el caso de países como Chile, Costa Rica o Brasil.

ALTOS PRECIOS
En el otro lado de la balanza, los altos precios de los alimentos, que aumentaron un 40 % en los últimos cuatro años, ha representado una oportunidad para la agricultura familiar y para la dinamización del comercio interregional de alimentos, destacó el informe de la FAO.

“Necesitamos entendernos mejor entre los países, entre los Gobiernos, necesitamos fortalecer los mecanismo de gobernanza mundial para trabajar en esta amenaza del alza de precios para los grupos vulnerables”, sugirió Bojanic, quien aseveró que la región no tiene problemas de disponibilidad de alimentos.

En cuanto a la incidencia de los especuladores en los precios de los alimentos, Bojanic aseguró que ésta no ha sido la causa del aumento de los precios, aunque sí ha tenido “mucha repercusión” en la volatilidad de los precios, lo que guarda una relación directa, apostilló, con la “falta de transparencia” de los mercados.

“La visión a futuro es optimista (…) De mantenerse políticas enfocadas en la pobreza, de mantenerse altos niveles de apoyo para los grupos vulnerables y en la pequeña agricultura, yo veo un escenario donde se mantenga la reducción de la pobreza, aunque no en su erradicación”, concluyó el representante de la FAO.