El problema con la calculadora de la SBS son las comisiones, según el IPE

El aplicativo de la SBS considera que la comisión por flujo no se va a reducir nunca, pero que la por saldo se reducirá a la tercera parte

El problema con la calculadora de la SBS son las comisiones, según el IPE

A las críticas a la calculadora de comisiones publicada esta semana por la Superintendencia de Banca, Seguros y AFP (SBS) se sumó hoy el Instituto Peruano de Economía (IPE), que consideró que es “poco justificable” que el aplicativo compare los costos de la comisión por saldo y flujo asumiendo que la actual comisión por flujo nunca va a variar y que la nueva comisión por saldo se reducirá a la tercera parte de la actual dentro de 20 años.

El IPE realizó sus propios cálculos y encontró que para las personas a las que les quedan entre 10 y 40 años antes de su jubilación, en la mayoría de escenarios les conviene quedarse en el actual esquema de comisión por flujo, si se asume que sus remuneraciones se mantienen constantes y la rentabilidad del fondo es la más baja entre las tres opciones que considera la calculadora.

“La diferencia fundamental es que nuestros cuadros presentan los resultados para un rango de comisiones por flujo y por saldo y no asumen cifras fijas, como lo hace la calculadora de la SBS, que además supone que en el futuro la comisión por saldo se va a reducir a la tercera parte de su nivel actual, pero que la comisión por flujo no se va a reducir nunca. Este supuesto, que es muy difícil de justificar, es el que lleva a que, según la calculadora de la SBS, la comisión por saldo sea casi siempre más barata que la comisión por flujo”, señaló el IPE en su comentario diario.

Efectivamente, como se aprecia en el cuadro que se puede visualizar AQUÍ , en el primer año de aportes a una AFP resulta más conveniente el nuevo esquema de comisión por saldo (cifras en rojo), en la mayoría de diferentes escenarios del costo de las comisiones.

En cambio, cuando se consideran los distintos costos que podrían cobrar las AFP dentro de 10 años para ambos sistema, una vez que se acabe la etapa de transición en la que se cobra una comisión mixta y se empiece a cobrar todo por saldo, el cambio solo les convendría a los actuales afiliados si es que la nueva comisión es igual o mayor a la comisión que las AFP en ese momento cobren por la comisión por flujo.

Puede corroborar estos datos en el cuadro que puede encontrar AQUÍ . Las cifras en
rojo indican los casos en que es más conveniente la comisión por saldo a los que está migrando la industria tras la Reforma de AFP.

Para los que aún les falta entre 20 y 40 años para jubilarse, los cuadros del IPE muestran que en la gran mayoría de supuestos de comisiones, resulta más conveniente la actual comisión por flujo (cifras en negro).

Puede revisar el cuadro de un horizonte de 20 años AQUÍ y el de 40 años AQUÍ .

“Ambas comisiones están sujetas a presiones competitivas y el supuesto más razonable es que, en el largo plazo, tiendan a reaccionar de modo semejante de manera que los costos para los afiliados (que son los ingresos para las AFPs) tiendan a ser también semejantes”, explicó.

EL PLAZO ES IMPORTANTE
El IPE identificó que, además del nivel relativo de las comisiones, el otro factor que determina cuál de los sistemas de cobro es el más económico es el número de años que faltan para la jubilación de un afilido.

“Si le queda poco tiempo de aportación, el fondo que acumulará con el nuevo sistema será relativamente pequeño en relación a su nivel de ingreso. Por ello, es probable que el costo de la comisión por saldo, que le cobra un porcentaje de dicho fondo, sea menor que si paga la comisión por flujo, que le cobra un porcentaje de su ingreso”, señaló el IPE.

En cambio, “si el plazo de aportación es largo, el fondo acumulado aumenta, por lo cual se da la situación inversa: el costo de la comisión por saldo tiende a aumentar más que el costo de la comisión sobre flujo y para plazos muy largos el costo de ésta última probablemente sea menor”, recalcó.

Como se conoce, los afiliados tienen hasta el 31 de marzo para comunicarle a su AFP que desean quedarse en la actual comisión por saldo. Si no lo hacen, serán migrados automáticamente al nuevo esquema.