¿Qué dejó la CADE este año?

Durante la reunión empresarial se coincidió en la necesidad de fomentar la innovación, pero aún no se sabe cómo se puede lograr este objetivo

¿Qué dejó la CADE este año?

VANESSA ANTÚNEZ

Esta CADE ha puesto en agenda un tema impostergable: la innovación como motor de competitividad en el país. Los representantes de la empresa, la academia y el Estado están alineados con la necesidad de desarrollar un plan estratégico de innovación coordinado. Pero, ¿exactamente cuál debería ser el rol de la empresa para que este discurso no quede una vez más en las buenas intenciones?

En los últimos 5 años el Perú ha escalado 20 puestos en el ránking de competitividad del Foro Económico Mundial pero aún tiene grandes retos en el desarrollo del sistema educativo, en la preparación tecnológica y en la innovación. Frente a esto, el modelo de crecimiento debe redefinirse. A decir de Ricardo Hausmann, director del Centro para el Desarrollo Internacional de Harvard, el país debe diversificar su producción, de otra forma, no se logrará la competitividad. “Las empresas grandes deben tener un compromiso con la generación de empleos y con la exploración de nuevas oportunidades de negocio y creación de valor”, dijo.

¿Y cómo pueden las empresas diversificar su oferta e innovar? De acuerdo con Leslie Pierce, gerente general de Alicorp, primero la empresa debe cambiar su mentalidad de corto plazo y convencerse de que hay que ir por rutas distintas. Para Carlos Añaños, director ejecutivo de Ajegroup, la innovación no solo es fabricar un super chip: está en diferentes partes del proceso de una cadena de valores. Y según Luis Felipe Castellanos, gerente general de Interbank, hay que cuestionar constantemente los modelos de negocio. Castellanos dice que ha tejido alianzas con proveedores de tecnología globales y con académicos de Harvard y Stanford para innovar.

INVESTIGACIÓN Y RIESGO
Para desarrollar una oferta innovadora, varios empresarios recomiendan invertir en investigación, en alianza con la universidad, y aumentar el apetito de riesgo. Sin embargo, las respuestas no son tan inmediatas cuando se les pregunta cómo hacerlo.

Aunque hay empresas que tienen una actitud de desarrollar investigación con las universidades peruanas, varias comentan que no han podido encontrar los puentes (vínculos de comunicación), la especialización o una respuesta más rápida. Por ejemplo, en el caso de Alicorp, el trabajo de investigación y desarrollo no se ha hecho con las universidades peruanas porque, –según Leslie Pierce, les falta infraestructura: “casi todo el desarrollo se ha hecho en alianzas de afuera y es lamentable, pero el mundo de la empresa avanza muy rápido y no hay tiempo para esperar”.