Salir de la crisis de la deuda le tomará a Europa unos diez años

Angela Merkel dice que todo el bloque gastó en exceso y ahora toca ajustars

Berlín [AGENCIAS]. La canciller alemana, Angela Merkel, dijo ayer que pasaría una década antes de que la zona euro esté en una mejor posición y afirmó que superar la crisis de deuda soberana del bloque requerirá mucho trabajo.

“Desde luego, costará una década hasta que volvamos a estar en una posición mejor”, afirmó la canciller en su mensaje semanal por video.

Merkel hizo estas declaraciones un día después de que la Eurozona no consiguiera obtener nuevos fondos para sus rescates en la cumbre del G-20, celebrada en Francia, por parte de potenciales inversores, como China y Brasil, mientras se esfuerza por superar la crisis de deuda.

La incertidumbre sobre los planes para hacer frente a la crisis de deuda persistía ayer.

Merkel dijo que toda Europa había gastado en exceso durante años, pero acogió el hecho de que los miembros de la zona euro acordarán contener la deuda, tal como lo hizo Alemania.

La canciller reiteró que el camino de la recuperación será muy arduo y llamó a todos los países del euro a “cumplir las tareas” y hacer todos los esfuerzos necesarios.

La jefa del Gobierno reconoció que Alemania, primera economía europea, también está expuesta a los efectos de la crisis de deuda soberana.

“A largo plazo, tampoco a nosotros nos irá bien si Europa no marcha bien”, aseveró. “Por ese motivo –concluyó Merkel–, es preciso hacer los mayores esfuerzos para que todo vuelva a funcionar en Europa”.

MÁS DATOS
Francia se compromete
CUESTIÓN DE CREDIBILIDAD
El primer ministro francés, François Fillon, aseguró que el presupuesto para 2012 será uno de los más rigurosos desde 1945, con el fin de preservar, cueste lo que cueste, la credibilidad financiera de Francia.

AJUSTE PARA EL LUNES
Se prevé que el Gobierno anunciará el lunes un nuevo plan de rigor que permita al país mantener la calificación de triple A sobre su deuda.

REQUERIMIENTO
El presidente Nicolas Sarkozy ha dicho que Francia requiere ahorrar o ingresar de 6.000 a 8.000 millones de euros adicionales.