Para todos los gustos y bolsillos: ¿Cuánto cuesta salir en Lima?

Salir de noche dejó hace tiempo de ser exclusivo de los fines de semana y los locales para divertirse (desde tomarse un trago, hasta bailar hasta el amanecer) se han multiplicado. Y sigue siendo más barato salir en grupo

Para todos los gustos y bolsillos: ¿Cuánto cuesta salir en Lima?

Por Luis Davelouis Lengua

Hace ya varios años que la diversión nocturna limeña dejó de ser costumbre exclusiva de los fines de semana. Las noches descritas en la canción “Av. Larco” de Frágil son historia antigua.

Para que eso suceda, la reactivación económica de la década de 1990 ha sido fundamental, pero la verdadera explosión de locales nocturnos es relativamente reciente y ha ido de la mano con la gastronomía: casi todos los restaurantes de moda tienen una barra o un bar o ‘lounge’. Uno de los ejemplos más representativos puede ser el bar Huaringas del restaurante Las Brujas de Cachiche, la barra de Astrid y Gastón o la de Bravo Restobar.

Hay mucho más y para todos los bolsillos dependiendo del lugar en sí mismo, la zona en que se encuentre y, por supuesto, cuán de moda esté. Ahora, uno puede salir a divertirse gastando muy poco sentado, por ejemplo, en un carro o en alguna casa conversando con sus amigos con una lata de cerveza de S/.3,50 comprada en un grifo.

Pero, desde ahí, el cielo es el límite: cena en un lujoso restaurante (al menos S/.150 por comensal si se incluye un vino considerado más o menos bueno), algunos tragos en un bar de moda (dos whiskys de S/.28 cada uno), y luego a bailar a una discoteca (una botella de vodka de S/.250 para toda la noche). Y si se trata de un matrimonio que está de aniversario, puede cerrar la noche en la suite de un hotel cinco estrellas (unos S/.900 al cambio). Hasta ahí, utilizando precios más o menos promedio de lugares considerados caros, una sola billetera hubiera tenido que desembolsar S/.1.562. Yendo a medias una billetera y una cartera, la noche le hubiera costado S/.781 a cada uno como decimos, siendo conservadores respecto a lo ordenado en cada lugar pues, de hecho, puede ser mucho más caro.

Pero como no se trata de ver extremos, buscamos hacer un recorrido para medir cuánto puede costar una incursión nocturna en promedio dependiendo del plan en dos escenarios distintos: una salida en grupo mixto más o menos grande y una salida de solo amigos.

CON LA GENTE
Siempre hablando en promedios, esta puede ser una de las más baratas que hay: se toma un taxi y se va en ‘patota’ (de 10 personas) al bar con el ‘happy hour’ más conveniente que esté camino a la discoteca escogida, se piden montones de tragos dos por uno y dos o tres piqueos y la cuenta será de alrededor de S/.50 por persona.

Otro taxi y a la discoteca: si cada carrera cuesta S/.10 (en dos taxis, claro), el recorrido total llega a S/.40 y cada uno paga S/.4 en total.
Es inusual que un grupo salga sin haberlo planeado y, siendo así, hace reservaciones y/o toma sus previsiones, como ponerse en alguna lista de invitados pues, de lo contrario, la entrada es de S/.50 con derecho a que el portero te deje pasar. Pero eso sí, sin sonreírte.

Entonces, la entrada a la discoteca (digamos, Bizarro) es gratis y dentro, piden dos botellas de vodka Absolut de S/.180 para los diez: esta vez, son S/.36 por persona. Como cada uno regresa a su casa por su cuenta (o eso se supone aunque sabemos que no siempre es así), digamos que cada uno paga S/.10 para regresar a casa.

Al final de la noche cada persona del grupo habrá bebido, comido, conversado, reído y bailado por más o menos S/.100. Insistimos, hablando en promedios y considerando un consumo moderado porque, por ejemplo, durante el ‘happy hour’ del Friday’s del Jockey Plaza se vende una porción de cinco tocones de apio con queso azul a S/.12, y eso eleva los promedios de manera descomunal.

COSAS DE PATAS
Miércoles, 9:00 p.m. de la noche: “¿Qué hacemos? ¿Un Bizarrito?” –“Muy temprano, vamos primero al Juanito por un par de chelas y, si está muy lleno, al Pizelli… mejor vamos de frente al Pizelli que es más barato”.

En estos casos, el consumo de licor, así como la cuenta consecuente, dependerán de la razón del encuentro. Si se trata de una conversación necesaria que se utiliza como excusa para ir a tomarse un par de cervezas con los amigos en el bar, la cuenta puede ser de S/.24 en Juanito o de S/.12 en Pizelli (sí, es más barato).

En cualquier otro caso, cada uno se tomará entre cuatro o cinco cervezas grandes, lo que equivale a alrededor de S/.50 por cabeza si se incluye un sándwich de jamón del país o jamón del norte (S/.6,5). Si la cosa continúa, podrían aterrizar en algún otro bar o discoteca donde solo se tomarían dos cervezas chicas más o un vaso de whisky (S/.12 o S/.22, respectivamente).

Al final de la madrugada, probablemente pasen por otro sándwich (S/.8 cada uno) para cerrar la noche habiendo gastado entre S/.74 y S/.96. Una observación importante: si alguno de los dos está pasando por un episodio de decaimiento emotivo, la cuenta puede ser, literalmente, el triple, es decir, poco menos de S/.300.

COLOFÓN
Como decíamos al inicio, el costo de salir a divertirse de noche puede incluir una ida al cine, al teatro, a un concierto o a comer y, dependiendo del lugar que se escoja o lo que se planee hacer después, el bolsillo puede aguantar o no. De lo que se trata, como siempre, es de pasar un buen rato. Y reírse siempre ha sido gratis.


Tags relacionados

Bares

Restaurantes

Lounges

diversión