La tristeza genera pérdidas por US$32.000 millones en Japón

Este país padece desde hace mucho tiempo un alto índice de suicidios y las autoridades buscan llamar la atención al respecto

La tristeza genera pérdidas por US$32.000 millones en Japón

Los suicidios y otros casos de depresión en Japón forzaron un gasto de 2,7 billones de yenes (32.000 millones de dólares) el año pasado, informó ayer el Gobierno.

Las autoridades difundieron por primera vez el costo de la depresión en una de las mayores economías del mundo con la intención de llamar la atención de la población sobre uno de los males sociales más persistentes en el país.

La cifra se basó fundamentalmente en el cálculo del ingreso estimado de 1,9 billones de yenes que pudieron haber ganado las personas en edad laboral que se suicidaron durante el año pasado.

El Gobierno explicó que la divulgación de esos datos por vez primera formaba parte de sus medidas para avivar la conciencia de la población sobre el problema del suicidio en Japón y tratar de disminuir el número de casos que ocurren cada año.

“Además del costo humano, queremos mostrar que el costo económico de los suicidios es muy elevado y grave”, expresó el funcionario Yukiko Nakatani, del Ministerio de Salud.

APRIETOS ECONÓMICOS
Las estadísticas de la policía señalaron que la depresión y los apuros económicos, incluyendo los aprietos económicos, aparecen entre las causas principales de los suicidios.

El Gobierno calculó que los pacientes de depresión habrían ganado 109.000 millones de yenes si no hubieran dejado de trabajar.

Los costos restantes fueron atribuidos a las prestaciones por desempleo para los deprimidos, así como los gastos médicos y los pagos en seguridad social que debe asumir el Estado por causa de los enfermos.

La tasa de suicidios en Japón es de 36,5 por cada 100.000 hombres y es la segunda mayor entre los ocho países más industrializados, según la Organización Mundial de la Salud. El índice de suicidios de 14,1 por cada 100.000 de mujeres japonesas es el más alto en el G8.

NO SON LOS ÚNICOS
La tasa de suicidios de los varones rusos es la mayor del G8 (70,6 por cada 100.000 hombres).

El tercer lugar en el G8 es de los varones franceses con 26,1, según la Organización Mundial de la Salud.


Tags relacionados

japón

Depresión

Rusia