Reclaman mayor celeridad en la distribución de agua y alimentos. Habilitan la Panamericana Sur. Hoy abrirían la Carretera Central. Más de 670 heridos graves son atendidos en Lima

Intentan poner orden frente a la desesperación y delincuencia

Pobladores saquean mercados, camiones y puestos de ayuda. Delincuentes armados siembran caos e inseguridad en Ica. Anuncian envío de 600 policías más para combatir la delincuencia

A 48 horas de la tragedia de Pisco, el Gobierno intenta poner orden en la zona para frenar la desesperación de la gente que ha saqueado algunos mercados y puestos de ayuda para conseguir alimentos y la acción de la delincuencia.

Ayer, en una reunión entre el presidente del Consejo de Ministros y los viceministros de los diferentes portafolios, quienes cuentan con la asesoría del personal de Naciones Unidas, se establecieron ocho áreas de acción que centralizarán tanto la ayuda como las acciones de búsqueda y rescate de personas, así como la seguridad y la logística.

Esta suerte de comando de coordinación será supervisado por el Instituto Nacional de Defensa Civil, que depende de la PCM.

Según el Instituto Geofísico del Perú, ayer se produjeron diez réplicas sensibles por la población, siendo las más fuertes las producidas a las 8:18 a.m. y cerca de las 10 de la noche.

Más información:
La ayuda llega pero desorganización impide que la distribución sea rápida