Edición impresa

  • Imprimir página
  • E-mail
  • Aumentar texto
  • Disminuir texto
  • Favoritos
  • Mr. Wong
  • Delicious
  • Menéame
  • Google

Perdidos en el espacio

El FIM, protagonista político hasta mediados del 2006, hoy no tiene vida, pero sueña con la resurrección. Conversamos con tres de sus ex líderes sobre esa remota posibilidad

Por  Renato Cisneros

Girando en órbita, surcando una constelación paralela y apenas visible. Cual si moraran en los oscuros márgenes del mismo universo que alguna vez los engendró. Así parecen estar hoy los ex conductores del ya atomizado Frente Independiente Moralizador (FIM), el partido que tuvo en Fernando Olivera a su principal satélite y que luego --tras su patética aventura en la elección del 2006 (1,4%)-- sufrió una desintegración algo prematura y teóricamente irreversible.

No se necesita ser muy memorioso para recordar que hasta hace poco más de un año el FIM aún ejercía un poder fáctico, gracias a su sociedad con Perú Posible y, sobre todo, a la estratégica colocación de sus hombres en aquel escenario de gobierno.

Hoy, sin embargo, los antiguos líderes fimistas pasan completamente inadvertidos delante de la opinión pública, y desde su personal exilio estudian callados la realidad del país, picotean la coyuntura, pero sin meterse de cabeza en el debate general.

No están cerca del oficialismo. No son amigos de la oposición. No encabezan ningún grupo alternativo. Uno los ve y diría que están políticamente muertos.

Su silencio llama la atención, pues justo acaban de ocurrir dos eventos que, en otro momento, los hubiesen hecho saltar de la silla: 1) los escándalos creados alrededor de la figura de Alejandro Toledo, su ex aliado; 2) la extradición de Alberto Fujimori, colofón de una historia que empezó el 14 de setiembre del 2000, precisamente gracias al FIM que difundió el ahora célebre video de Alberto Kouri recibiendo dinero de Vladimiro Montesinos.

Su parálisis, se explica a partir de su disgregación (¿cómo exigirle a un organismo desmembrado que se mueva?). Por eso confunde que en las declaraciones de los ex cuadros del FIM se perciba cierta ilusión sobre su futuro.

Quizá no sea tan acertado decir que están muertos; más correcto, en todo caso, sería postular que están dormidos.

Resucitando a través del teléfono, Gustavo Pacheco, Luis Iberico y Fausto Alvarado contaron cómo viven y a qué se dedican hoy que no hay responsabilidades políticas que los agobien, reflectores que los aturdan, ni barata fama que los distraiga.

LA VOZ AMIGA
Desde el 1 de mayo --ya sin los galones de 'Chauchiller'-- Gustavo Pacheco conduce un programa en Radio Miraflores. Bajo el título de "La Cámara de los Comunes", el espacio se transmite de lunes a viernes, de 9 a 10 a.m., y en él Pacheco se sienta con diferentes personajes (desde Carlos Raffo hasta Carlos Torres Caro, pasando por el padre Martín) para diseccionar la actualidad.

"No extraño la política, porque la practico a través del debate radial. Estoy muy tranquilo y muy complacido", admite.

El ex escudero de 'Popy' Olivera afirma que el Congreso es parte de su pasado y que ya no le interesa como plataforma política. Su objetivo ahora es el sillón de Luis Castañeda Lossio.

"Mi etapa legislativa está concluida. Lo que sí me interesa mucho para el 2010 es la Alcaldía de Lima. Yo quisiera postular. Castañeda tendría que postular a otro nivel y dejar un espacio para que otros continuemos su obra", dice Pacheco, con la pomposa seriedad de un auténtico locutor.

Ya en el 2006 él quiso lanzarse de candidato a la alcaldía, pero ni Alejandro Toledo ni Olivera le dieron luz verde. "No avalaron mi candidatura esa vez, y no sé si la avalen o no el 2010. Pero no importa, yo estoy trabajando una ruta propia", aclara.

Le pregunto si cree que el FIM tendrá un segundo aire. Al momento de contestar, su tono de voz pasa de festivo a resignado.

"Fernando Olivera sabrá en algún momento convocar a la militancia y ex dirigentes del FIM. Cualquier refundación pasará por una decisión suya".

La opacidad de su reflexión me hace sospechar sus migas con Olivera no están tan afinadas. Se lo consulto. Y, por fin, después de varios minutos, logro que Pacheco me devuelva una frase engolada, absolutista, digna de su cosecha:

"Fernando Olivera es un patriota que ha hecho su tarea por la democracia y la gobernabilidad. El FIM ha cumplido una etapa, y más adelante se sabrá cómo la historia recoge su trabajo. Hoy el pueblo ha elegido a otros interlocutores. A ellos les toca conducir la política nacional".

ADIÓS, MUCHACHOS
Aunque hasta hace poco su rostro era inevitablemente asociado con el FIM, el ex congresista Luis Iberico se encuentra en plena limpieza de cutis. Desde hace poco tiempo, Iberico se ha puesto la camiseta de Alianza para el Progreso (APP) y, es más, está embarcado en la tarea de conseguir la inscripción del partido ante el Jurado Nacional de Elecciones.

Ya en enero Iberico había adelantado a la prensa su incertidumbre respecto de seguir o no al lado de 'Popy'.

"Hay mucha dispersión. El presidente del partido está en España. En lo personal, considero que se debe reestructurar. Veremos si seguimos o no. No me atrevería a dar un pronóstico", declaró a inicios de año.

El miércoles pasado el también periodista ratificó esa postura: "Yo ya me desvinculé del FIM. Creo que lo acompañé con toda lealtad hasta en sus peores momentos. Ahora el partido perdió su inscripción y vive una virtual desintegración".

Hoy Iberico se desempeña como jefe de Imagen Institucional y Prensa de la filial que la Universidad César Vallejo tiene en Lima. Ese centro es parte del consorcio que dirige César Acuña, quien invitó a Iberico a que fuera parte de su grupo político.

"Acepté con gusto por el perfil de su líder y sus ganas de construir un partido político sólido en el Perú. Él quiere emprender un esfuerzo serio", comenta Iberico.

A pesar del distanciamiento, él asegura que se reúne eventualmente con la gente del FIM y dice que conversó con Olivera el último 14 de setiembre. "Es la fecha del primer 'vladivideo'. Eso siempre ha motivado una reunión y un evento significativo propiciado por el FIM", cuenta.

Finalmente, le pregunto si no extraña intervenir más activamente en la política, si no prefiere estar más metido en la discusión de los temas más determinantes.

"Un político siempre tiene deseos de estar en la tribuna, pero a veces es bueno ver las cosas desde el palco. Ahí estamos muchos y eso no quiere decir que nos hayamos borrado del mapa".

EL VIEJO FAUSTO
Echado en la cama y cubierto con una manta --casi un abuelito--, el ex ministro y parlamentario Fausto Alvarado recibió mi llamada el miércoles, justo cuando se alistaba para ver el partido con Chile por las Eliminatorias.

Ahí me contó que ha regresado a ejercer el Derecho; que ha reabierto su estudio después de cinco años; que ha retomado actividades empresariales vinculadas al sector agrícola; y que mata sus horas libres estudiando la historia y la geografía del Perú.

Le pregunto si, a solo un año y medio de haber estado en el candelero de la política, no siente la necesidad de exponer públicamente sus puntos de vista.

"Uno tiene una actitud vigilante para que lo que se hizo en el gobierno anterior no se destruya y lo que estaba por hacerse se termine. Yo vengo siguiendo el proceso de reforma de la administración de justicia muy de cerca, así como la lucha anticorrupción y los nuevos juicios a los terroristas", me dice, probando lo pendiente que está de la agenda.

Alvarado asegura que ya cumplió su cuota de servicios al país y por eso ve muy difícil un reingreso suyo a los poderes del Estado.

"Yo ya he hecho mi servicio deportivo obligatorio (fue presidente de la Asociación de Fútbol), y ya hice mi servicio político obligatorio (congresista y ministro de Justicia). Me gusta hacer cosas importantes, pero es difícil pensar en una postulación congresal. No sé si asumiría de nuevo el costo de una campaña, además no soy tan joven. De hecho estoy con tarjeta amarilla, porque tengo cuatro 'by pases'", ironiza.

Finalmente, él, a pesar de que reconoce con madurez la poca acogida que tiene el FIM, lo ve como un sistema con vida pero en estado de pausa.

"Nosotros quedamos bastante golpeados con la votación que tuvimos. El pueblo nos ha dicho 'quédense tranquilos, por el momento no los necesitamos'. Por eso, en la medida que lo necesite el pueblo, nosotros estaremos de nuevo en la vida política".

'POPY': ¿DÓNDE ESTÁS?
Desde luego, llamamos a Fernando Olivera a Madrid para hablar sobre el FIM, pero nos dijeron que estaba en Lima.

Lo buscamos sin éxito. Una fuente cercana a él nos informó que vino para resolver un problema familiar y que no ha querido conceder entrevistas. (Ya veremos).

Supimos que el miércoles almorzó comida criolla con Fausto Alvarado (el ex embajador anda en un plan tan de perfil bajo que no pudo elegir un restaurante con un nombre más misterioso: El rincón que no conoces).

La fuente nos aseguró que Olivera tomó nota de nuestro número. "Si se anima a darte la entrevista, él mismo te llamará".

Esta nota se cierra (viernes 19, 9 de la noche) con la absoluta certeza de que el celular no timbrará en todo el fin de semana.

LA FRASE
"El FIM no ha sido solo un partido, ha sido una escuela y un sentimiento. Por todo el país están regados los moralizadores de la escoba, tanto los profesionales como los técnicos"
GUSTAVO PACHECO
EX CONGRESISTA

LA FRASE
"No descarto que el Frente Independiente Moralizador pueda recuperarse, pero yo decidí separarme de la agrupación luego de haber cumplido bastante con ella"
LUIS IBERICO
EX CONGRESISTA

LA FRASE
"Nos reunimos siempre y tenemos pensado ver qué queremos hacer en algún momento. Por ahora no hay nada definido, pero el FIM no es una célula muerta, sino latente"
FAUSTO ALVARADO 
EX MINISTRO Y EX CONGRESISTA

  • Imprimir página
  • E-mail
  • Aumentar texto
  • Disminuir texto
  • Favoritos
  • Mr. Wong
  • Delicious
  • Menéame
  • Google