Edición impresa

  • Imprimir página
  • E-mail
  • Aumentar texto
  • Disminuir texto
  • Favoritos
  • Mr. Wong
  • Delicious
  • Menéame
  • Google

Una cámara digital no es la mejor por tener muchos megapíxeles

Es necesario considerar otros aspectos, como el lente o el sensor

Por Bruno Ortiz Bisso

Si está a punto de comprar una cámara digital, es muy probable que aún no se haya decidido por alguna. Aunque quizás sí tenga en claro una cosa: su próxima adquisición debe tener una buena cantidad de megapíxeles (MP). Sin embargo, ese no es el único aspecto a considerar si lo que busca es una buena cámara digital. Existen otros factores importantes que también deben ser tomados en cuenta.

Solange Adum, fotógrafa profesional y profesora de fotografía digital del Centro de la Imagen, considera que lo primero que se debe hacer es pensar en la practicidad y el uso que se le va a dar a la cámara.

"Ahora las cámaras son muy flexibles. Seguro muchas personas piensan en tener una buena cámara pero no quieren cargar con medio kilo en su cartera o el bolsillo", asegura.

Desde su punto de vista, es preferible primero fijarse en cuán fácil va a ser llevar y manipular el aparato antes de estancarse en temas más técnicos.

SEGÚN EL USO
Adum divide los tipos de usuarios en dos: los que le darán a la cámara un uso netamente casero o como complemento a sus actividades profesionales; y los que se dedican a la fotografía de manera amateur o profesional. Nosotros nos concentraremos en el primer grupo.

"Las cámaras funcionan con tres variables principales: tiempo de obturación, diafragma y el ISO (sensibilidad). Por lo general las cámaras cuentan con esos rangos muy limitados. Incluso hay alguna que ni siquiera te dejan manipularlos, solo subexponer o sobreexponer las imágenes", explica. Si le gusta tomar fotos familiares, pero eventualmente también paisajes, este último tipo de cámara está descartada porque no permitirá mucha nitidez.

Adum recomienda a aquellos que no les gusta manipular el lado mecánico de las cámaras que se fijen si es que el lado automático le proporciona todas las variantes para los tipos de fotos que planean tomar. "Por lo general la gente prefiere tomar fotos congeladas, que no salgan movidas. Entonces, deben fijarse que en el lado automático haya la suficiente cantidad de opciones", recalca.

MÁS GRANDE
Si lo que se busca es la mejor calidad de las fotos, la especialista recomienda elegir las que aparentan tener el objetivo fuera de la cámara (conocidas como advanced) porque además de ser muy ligeras imitan bien los controles de una cámara profesional. Asimismo, asegura que no necesariamente la cámara más pequeña es la mejor.

"Mientras más grande sea la cámara más grande será el sensor (que es el que procesa la imagen), y mientras más grande el sensor mejor la calidad de la foto", sentencia.

Por ejemplo, Adum señala que si le dieran a elegir entre una cámara muy pequeña de 10MP y una advanced de 6 MP escogería la segunda, porque el sensor sería más grande y la resolución sería mejor.

Los megapíxeles son importantes porque determinarán cuán nítida será la foto, sin embargo si el sensor es muy pequeño de nada servirán.

Otro de los factores importantes es la calidad del lente. "Mientras sea de mejor calidad mejor se grabará la imagen en el sensor de la cámara", explica.

Finalmente, se tiene que fijar en la mínima distancia de enfoque, es decir hasta dónde se tiene que acercar para que la foto salga enfocada.

"El zoom digital es un truco, una interpretación de lo que realmente está captando el lente óptico. Mientras más use el zoom digital perderá calidad de la imagen", asegura.

Concluye que lo principal es ver cuánto de zoom óptico tiene la cámara y la cantidad de zoom digital es muy secundario.

ENFOQUE
MANUEL GARCÍA-MIRÓ. Editor de fotografía deEl Comercio

Una elección de mucho cuidado
¿Mega qué? Es lo primero que uno se pregunta cuando quiere dar el salto de una cámara fotográfica tradicional (de película) a una digital y es sin duda el principal dolor de cabeza.

Los megapíxeles nos dan el tamaño del archivo, mas no garantizan la calidad. A la velocidad con la que avanza la tecnología en muy poco tiempo los impresionantes 10 megapíxeles de hoy serán moneda corriente, a un precio razonable, y la pregunta será irrelevante.

La calidad se obtiene por la suma de un buen lente, la cantidad suficiente de megapíxeles y un sensor con buen procesamiento de la información. Las máquinas digitales son computadoras y por ello el sensor es una pieza fundamental en el resultado de la imagen, ya que procesa la información que la cámara recibe a través del lente. Todo ello, sumado a una adecuada exposición a la luz, nos dará la calidad y el color deseados.

Aunque las cámaras compactas tienen muchas limitaciones ante los ojos de los profesionales, para los que solo buscan inmortalizar sus celebraciones familiares cargando algo que no sea más grande que una billetera y apretando un solo botón, existe una amplia gama de opciones en el mercado que ofrecen respetables resultados.

En este caso lo que debe buscar es una cantidad de megapíxeles no menor de cinco; un zoom con un rango aproximado al 35 mm -100mm, que da una mayor versatilidad, y el respaldo de una marca que en el país pueda garantizar un efectivo servicio técnico.

  • Imprimir página
  • E-mail
  • Aumentar texto
  • Disminuir texto
  • Favoritos
  • Mr. Wong
  • Delicious
  • Menéame
  • Google