Edición impresa

  • Imprimir página
  • E-mail
  • Aumentar texto
  • Disminuir texto
  • Favoritos
  • Mr. Wong
  • Delicious
  • Menéame
  • Google
  • Facebook
En destaque. EXTRAÑA AFINIDAD ENTRE UN SER HUMANO Y UN REPTIL

La mejor amiga de un niño camboyano es una pitón

SIT TBOW [El Comercio/Agencias].Uorn Sambath es un niño de 7 años que juega con una pitón hembra en su casa en el pueblo de Sit Tbow, unos 20 kilómetros al sur de la capital camboyana Phnom Penh.

El pequeño ha construido un profundo vínculo de afecto con el reptil de cinco metros de largo y 100 kilogramos de peso.

Los camboyanos se apiñan para ver a este niño y creen que fue hijo de un dragón en una vida anterior dada su amistad con la pitón.

Acurrucado para una siesta entre los espirales de su escamosa compañía, Uorn Sambath atrae visitas regulares en el empobrecido país del sudeste asiático, habitado por personas ansiosas por utilizar lo que ellos creen son sus poderes sobrenaturales.

"Él juega con la pitón desde que gateó por primera vez", asegura su madre, Kim Kannara, feliz de permitir que su hijo duerma mejilla con quijada con la gigante constrictora, aun cuando esta podría fácilmente engullirlo como cena.

Pese al peligro, el niño pasea acompañado por la serpiente, la besa e inclusive juega y se revuelca por el suelo junto al animal.

Las supersticiones tradicionales aún tienen una fuerte influencia en Camboya y no hace mucho la amistad entre el niño y la serpiente, llamada Chamreun o Dichosa, motivó a que un adivino diga que el pequeño debe haber sido el hijo de un dragón en una vida anterior.

Cheng Raem dice que la gente del pueblo "a veces llama al niño y a la serpiente esposo y esposa". Él mismo cree que "tal vez ellos fueron pareja en una vida pasada".

Según las creencias, los poderes especiales del pequeño lo convertirían en un curandero tradicional pero, mientras tanto, su vínculo con la serpiente está limitando los movimientos de la familia.

"No sé qué hay de especial en la relación entre mi hijo y la serpiente, pero la verdad es que no se les puede separar", aseguró la madre. "Una vez llevé a mi hijo de viaje a las provincias, pero no pudimos quedarnos porque él echaba mucho de menos a Chamreun", agregó.

  • Imprimir página
  • E-mail
  • Aumentar texto
  • Disminuir texto
  • Favoritos
  • Mr. Wong
  • Delicious
  • Menéame
  • Google
  • Facebook