Edición impresa

  • Imprimir página
  • E-mail
  • Aumentar texto
  • Disminuir texto
  • Favoritos
  • Mr. Wong
  • Delicious
  • Menéame
  • Google
  • Facebook
PROTECCIÓN MÁXIMA

Nadie escapó a controles de seguridad

Un impresionante despliegue policial, que incluyó el cierre del tránsito vehicular en la vía expresa de Javier Prado, así como la movilización de un helicóptero en esa zona y un pelotón de las Fuerzas de Intervención Rápida (FIR) de la Dirección de Operaciones Especiales (Diroes) de la Policía Nacional, caracterizó la jornada de ayer en los alrededores del Museo de la Nación, sede que reunió a los participantes de la V Cumbre de Jefes de Estado y de Gobierno de América Latina, el Caribe y la Unión Europea.

Unos 3.500 custodios del orden, distribuidos en tres anillos de seguridad, se encargaron de custodiar esa instalación que, desde las 6 a.m. de ayer, quedó convertida en una especie de búnker invulnerable. Nadie podía transitar en los alrededores si antes no quedaba plenamente identificado por la policía. Ni siquiera los periodistas se salvaron de las rigurosas medidas de seguridad establecidas, tan similares a las que suelen aplicarse en otros países cuando se realizan este tipo de reuniones internacionales.

La vía expresa de Javier Prado quedó cerrada al tránsito desde las 6 a.m., entre la avenida Rivera Navarrete, en San Isidro, y el trébol de Monterrico, en Surco, para permitir la llegada de las delegaciones y comitivas oficiales de los jefes de Estado y de Gobierno internacionales a la sede del museo. Los desvíos funcionaron debido a la poca circulación de vehículos.

Por la tarde y sin previo aviso la policía cerró los accesos hacia la Plaza de Armas. Los vehículos que circulaban por el Centro de Lima solo pudieron acceder hasta los jirones Cusco y Emancipación. La falta de información previa fue criticada por los conductores.

SEPA MÁS
4A diferencia del jueves pasado, el intenso frío y la persistente llovizna de ayer hicieron que muchas personas prefirieran quedarse en sus casas. Muchos centros comerciales tuvieron poca concurrencia, al igual que algunos parques del Cercado de Lima.
4Lo contrario se observó en el emporio textil Gamarra donde muchas galerías tuvieron una masiva concurrencia de personas desde temprano.

  • Imprimir página
  • E-mail
  • Aumentar texto
  • Disminuir texto
  • Favoritos
  • Mr. Wong
  • Delicious
  • Menéame
  • Google
  • Facebook