Edición impresa

  • Imprimir página
  • E-mail
  • Aumentar texto
  • Disminuir texto
  • Favoritos
  • Mr. Wong
  • Delicious
  • Menéame
  • Google
  • Facebook

JUNÍN. LA RÉPLICA DEL FAMOSO MONUMENTO ITALIANO PUEDE SER ADMIRADA EN CONCEPCIÓN

Una fuente de Trevi en medio de los Andes

La fuente de Trevi se alza imponente y airosa en la plaza principal. Todos los que llegan, ya sea de cerca o lejos, tienen la obligación de pasar por allí e ir a ver la escultura que asombra al mundo desde hace siglos. Todos se toman una fotografía y otros tantos tiran una moneda con la mano derecha sobre el hombro izquierdo con el fin de pedir un deseo.

Aunque pareciera que estamos hablando de uno de los mayores atractivos de la eterna capital de Italia, Roma, nos referimos a una réplica bastante lograda que se halla en medio del pintoresco paisaje serrano del distrito de Mito, ubicado en la provincia de Concepción, en el departamento de Junín.

Sin duda, el monumento destaca y rompe con la cotidianidad del panorama de la localidad, compuesto por viviendas que conservan sus típicas construcciones de tapia con techos de tejas a dos aguas.

La réplica fue edificada por el escultor peruano Eusebio Peña Torres, y, tal como la obra original, tiene por figura principal al dios Poseidón que marcha sobre las aguas en una suerte de vehículo tirado por caballos alados y guiado por Tritón, una figura representada por un personaje mitad hombre, mitad pez.

El agradable atractivo turístico para los visitantes tuvo por mecenas al empresario miteño Julio Vera Gutiérrez, quien también solventó hace algunas semanas la remodelación de la plaza y de la iglesia matriz. En el trabajo también intervino el pintor Jaime Rossi.

La población de Mito, que también es conocida como la tierra de los huacones (personajes míticos que celebran su fiesta el 1 de enero), está poblada por personas de avanzada edad, por lo cual no es extraño ver paseando a varias de ellas por la fuente a lo largo del día. Y eso viene ocurriendo desde el 2003, año en que se construyó el monumento que cuenta con dos motores de agua.

"Los jóvenes han partido ya a otros lugares en busca de un futuro mejor, pero muchos de ellos vuelven para la fiesta de la Huanconada", cuenta doña Rosalinda Verástegui, quien perezosamente pasea por la plaza admirando la fuente con su también anciana hermana.

  • Imprimir página
  • E-mail
  • Aumentar texto
  • Disminuir texto
  • Favoritos
  • Mr. Wong
  • Delicious
  • Menéame
  • Google
  • Facebook