Edición impresa

  • Imprimir página
  • E-mail
  • Aumentar texto
  • Disminuir texto
  • Favoritos
  • Mr. Wong
  • Delicious
  • Menéame
  • Google
  • Facebook
LUCES

El rastrillo se llenó de moda

Dos colecciones

Finos tafetanes de seda recogidos y arrugados, plisados en algunos casos, crean volumen y envuelven la silueta de una moderna diosa griega, en la colección de Ani Álvarez Calderón. En contraste, el chileno Rubén Campos realza las curvas y llena con detalles prendas que proponen seducir con la forma y el color.

Dos propuestas distintas desfilan sobre la pasarela inaugural de El Rastrillo, montada con un objetivo común: recaudar fondos para los hogares Nuevo Futuro Perú, que albergan a niños menos favorecidos del país y que se encuentran en vías de adopción.

Caminando sobre estilizadas sandalias tipo gladiador y luciendo delicados tocados sobre el cabello recogido, las modelos de Ani lucieron vestidos para toda ocasión. Cortos y en tonalidades tierra, con voluminosos globos y caídas ondulantes construidas con la propia tela, sea arrugada y recogida o mediante pliegues.

Tonos tierra, algunas transparencias y brillos dominaron las 35 tenidas que incluyeron también algunos vestidos con bobos de gasa colocados al término de faldas cortas, además de pantalones y elegantes trajes con bordados de pedrería para la noche.

Rubén Campos, por su parte, hizo gala de esa asimetría con la que se ganó el calificativo de "arquitecto de la moda chilena".

  • Imprimir página
  • E-mail
  • Aumentar texto
  • Disminuir texto
  • Favoritos
  • Mr. Wong
  • Delicious
  • Menéame
  • Google
  • Facebook