Edición impresa

  • Imprimir página
  • E-mail
  • Aumentar texto
  • Disminuir texto
  • Favoritos
  • Mr. Wong
  • Delicious
  • Menéame
  • Google
  • Facebook

EDITORIAL

El APEC y el presidente García

Por Francisco Miró Quesada Cantuarias. Filósofo

La asistencia de líderes de América Latina, el Caribe y de la Unión Europea, ALC-UE, que se llevó a cabo en Lima en mayo de este año, y la realización del APEC, también en la capital, han constituido un importante paso para el reconocimiento del Perú por países de Asia y del Pacífico. APEC es una sigla que, traducida al español, significa "Foro de Cooperación Económica, Asia-Pacífico".

La reunión del APEC ha sido impecable desde el punto de vista de la organización. Hay que felicitar a quienes han contribuido a organizarla, especialmente al vicepresidente Giampietri, que se ocupó de todos los detalles.

Pero dejando de lado la organización, no puede negarse el mérito que ha tenido el presidente Alan García. Ha logrado que dos de las reuniones más importantes del mundo se realicen exitosamente en el Perú. Y en ambas pronunció, tanto en el día de la inauguración como en el día en que concluyeron, dos discursos que fueron aplaudidos entusiastamente por los asistentes.

Una de las conclusiones claves del APEC fue que se debe rechazar el proteccionismo y que, a pesar de todas las dificultades, hay que defender la libertad del libre comercio; así como también el firme compromiso de mejorar en los temas sociales, además de generar políticas para enfrentar el cambio climático y combatir la corrupción. Hubo, además, situaciones divertidas e inesperadas. Por ejemplo, en una reunión importante en que la mayoría de los asistentes eran chinos, habló en chino mandarín, con un acento tan perfecto que dejó boquiabiertos a quienes lo escucharon.

Como el chino es un idioma que suena raro en los oídos de quienes hablan y escuchan el sonoro idioma de Castilla, la peroración del presidente fue divertidísima. Pero no solo eso. Cuando se reunió con el presidente ruso Dimitri Medvedev habló en ruso, y también con un acento perfecto.

Entonces: ¿Qué es lo que hizo García? ¿Cuál fue el truco? Después de darle muchas vueltas al asunto, me di cuenta de que no hablaba sin leer un papel, como siempre lo ha hecho, menos en su primer discurso el día de la inauguración del APEC, en que debía medir palabra por palabra lo que estaba diciendo. O sea que, tanto cuando hablaba en chino como en ruso, estaba leyendo.

El único modo de interpretar este hecho es que en el papel estaban escritas las palabras que debía proferir. Por ejemplo, cuando hablaba en chino, si la palabra era 'wu', en el papel estaba escrito 'wu'. El mismo truco utilizó cuando habló en ruso. Verbigracia, si la palabra rusa era 'abashni', en el papel estaba escrito el mismo término.

¿Cómo se explica que García tuviera tan buen acento cuando hablaba? Creo que se podría dar la siguiente explicación. El presidente canta muy bien, lo que significa que tiene muy buen oído, que percibe muy bien los diferentes sonidos. Esto explica su pronunciación perfecta en ambos idiomas.

Todo lo que hemos dicho es por espíritu lúdico, para divertir al lector en un artículo que estamos escribiendo muy en serio, Y, naturalmente, esto no le resta ningún mérito al presidente, que ha desempeñado un gran papel en la reunión del APEC.

Pero su mejor actuación fue en la clausura del evento. Porque después de hacer un balance de la reunión, señalando todas las ventajas que había obtenido nuestro país, especialmente con los tratados de libre comercio con países como China, Singapur y otras naciones, dio un mensaje de esperanza, diciendo que el Perú es un país que jamás se rendirá ante la crisis, porque está en condiciones óptimas de hacerle frente.

Con una economía en auge, y fe en sí mismo, nuestro país resistirá todos los embates de la crisis mundial.

  • Imprimir página
  • E-mail
  • Aumentar texto
  • Disminuir texto
  • Favoritos
  • Mr. Wong
  • Delicious
  • Menéame
  • Google
  • Facebook