Edición impresa

  • Imprimir página
  • E-mail
  • Aumentar texto
  • Disminuir texto
  • Favoritos
  • Mr. Wong
  • Delicious
  • Menéame
  • Google
  • Facebook
A TRES DÍAS DE CONTIENDA JUDICIAL SE DISPUTAN VOTOS PALMO A PALMO

Veteranos de la Suprema se unirían para bloquear elección de Villa Stein

Sánchez Palacios y Almenara juntarán fuerzas en eventual segunda vuelta. Villa debe obtener apoyo de 9 de los 16 vocales para ganar en primera votación

Por Óscar Castilla C. Unidad de Investigación

Sin tener pactos tácitos, los magistrados con mayor antigüedad de la Corte Suprema --Luis Almenara (66), Manuel Sánchez-Palacios (73), Javier Román (72) y Elcira Vásquez (71)-- se habrían mostrado a favor de unir fuerzas para alcanzar 9 de los 16 votos en disputa y evitar así que Javier Villa Stein (59), en su arremetida, llegue a ser el nuevo presidente del Poder Judicial en la elección de este jueves. Hasta ayer habría un empate de 7 votos contra 7 entre los partidarios de Villa y los que votarán en su contra. Esto fue revelado a El Comercio por fuentes allegadas a los vocales que participarán en dicha contienda.

Este bloque de vocales tiene dos opciones para alcanzar la ansiada presidencia de la Corte Suprema: Sánchez-Palacios o Almenara Bryson, quienes deberán enfrentarse con el favorito Villa Stein. Dicho vocal, cuyos exabruptos son harto conocidos, apenas fue derrotado en las elecciones pasadas y durante los últimos días se encuentra en cura de silencio. Esto sería, por lo menos, hasta el jueves cuando deberá medirse, sí o sí, con dos de los supremos más antiguos de la judicatura para dirimir quién regirá los destinos del Poder Judicial hasta el 2010. Las fuentes revelaron, sin embargo, que no hay que esperar tanto para saber lo que podría ocurrir esa fecha.

Esto debido a que el pasado 13 de noviembre --según conoció este Diario-- se jugó una especie de 'partido amistoso' previo a la elección, y cuyo resultado podría ser un referente para tomar en cuenta ante el presunto favoritismo de Villa Stein. Aquella fecha --como se recuerda-- los 16 vocales de la Corte Suprema participaron en el cónclave que decidió que Hugo Sivina fuera el nuevo presidente del Jurado Nacional de Elecciones (JNE) en reemplazo de Enrique Mendoza, quien se reincorpora como supremo. Después de aquel acto se procedió a elegir en votación totalmente secreta al primer suplente de la estratégica entidad electoral.

¿PARTIDO AMISTOSO?
La historia conocida refiere que Villa Stein propuso para ocupar esta plaza a José Luis Lecaros (arequipeño, magistrado de carrera, elegido supremo el 2007 y conocido por ser juez en el Caso Fujimori), mientras que Sánchez Palacios se inclinó en favor del vocal Jacinto Rodríguez Mendoza (cusqueño, juez de carrera, también elegido supremo el 2007 y casi un desconocido en Lima). Al momento de la elección, la propuesta de Villa Stein tuvo 6 votos de los 16 en juego. Los otros 10 vocales (uno de los cuales fue Almenara) apoyaron al veterano Sánchez-Palacios. De esta forma, Rodríguez Mendoza se convirtió en el primer suplente de Hugo Sivina en el JNE.

Se desconoce quiénes fueron los personajes que respaldaron a Villa Stein en aquella votación, pero este Diario ya identificó a los cinco magistrados que le habrían asegurado su voto a dicho vocal para la elección del jueves. Ellos son: Francisco Távara (el saliente presidente del Poder Judicial y quien le ganó el cargo el 2006) y César San Martín (considerado el 'cerebro' de la Corte Suprema y candidato seguro en la elección de no estar ocupado con el juicio contra Fujimori). También figuran en esta lista de apoyo a Villa Stein el polémico Robinson Gonzales y Antonio Pajares (73), este último vinculado al Apra y quien por su antigüedad en el alto cargo parecía estar más cerca de los rivales del ex notario.

Trascendió, además, que a estos cinco votos (incluido el de Villa Stein) se podrían sumar los de José Luis Lecaros y Enrique Mendoza Ramírez, ex presidente del JNE. Aun así le harían falta dos votos, ya que solo se puede ganar con el favor de la mitad más uno de los electores. Es decir, debe conseguir nueve votos de los 16 vocales. En tanto, Sánchez-Palacios y Almenara habrían acordado apoyarse mutuamente en caso de que la elección no se decidiera en la primera votación y cuando a alguno de ellos le toque enfrentar a Villa Stein en una eventual segunda vuelta.

DUPLA EN SEGUNDA VUELTA
Se conoce que esta alianza, que buscaría evitar la elección de dicho magistrado, se concretó luego de una reunión entre Almenara y Sánchez-Palacios realizada hace pocas semanas. Sin conocer esto Villa, y con el afán de sumar más votos, tocó la puerta de ambos candidatos, pero fue en vano. Ninguno aceptó la propuesta, ya que había un trato de por medio. Hasta el momento, dicha fórmula --que se haría más evidente de llegar uno de ellos a segunda vuelta-- contaría con el respaldo de los vocales Javier Román y Elcira Vásquez, quienes solo en su entorno más cercano han dejado sentir sus simpatías y antipatías por los tres candidatos.

No solo eso, la fórmula citada también tendría el apoyo de otros tres supremos mucho más jóvenes, como el arequipeño Víctor Ticona, Jacinto Rodríguez Mendoza (primer suplente del JNE) y Víctor Prado Saldarriaga (integrante de la sala que juzga a Fujimori). En los últimos días trascendió que, durante aquella cita, Sánchez-Palacios le habría expresado su preocupación a Almenara por un hecho que ya es conocido en los predios judiciales. Y es que el ex presidente del JNE se jubilará del Poder Judicial en julio del 2010 cuando cumpla 75 años, con lo cual, y en el supuesto de ser elegido presidente de la Corte Suprema, dejaría el cargo cinco meses antes de completar su mandato de dos años.

Ante dicho problema, que ahora es el flanco débil de la candidatura de Sánchez-Palacios, este le propuso a Almenara que lo apoye en la elección a cambio de su total respaldo para que, una vez jubilado, lo reemplace en el cargo como presidente temporal del Poder Judicial, ya que para entonces él sería el vocal con más antigüedad en la Corte Suprema. Esta historia --se conoció-- es una verdad a medias, ya que si bien la propuesta existió se sabe que Almenara no la aceptó en parte, ya que decidió postular para ganar en buena lid a Sánchez-Palacios. Sin embargo, habrían acordado, eso sí, evitar la elección de Villa en un hipotética segunda vuelta.

Esto no será tan fácil. Según los respaldos antes reseñados, e incluidos los votos de los mismos candidatos, Villa Stein tendría hasta 7 votos de los 16 en juego, mientras que la fórmula Sánchez-Palacios y Almenara aglutinaría otros 7. Se desconoce, por el momento, qué decisión tomarían los vocales Jorge Solís y Duberli Rodríguez. Cabe indicar que los próximos días serán cruciales para ganar el favor de los indecisos.

Por lo pronto, en los predios judiciales y entre los vocales supremos que no votarán por Villa Stein --que parece imparable en esta pugna electoral-- ya 'pegó' un comentario que resume el sentir de esta votación. "Ya tuvimos un notario como presidente, ¿pero dos?", dice la frase en referencia a la posible elección de Villa y a la gestión de Távara como presidente. Ambos --como se sabe-- fueron notarios antes de llegar a la Corte Suprema.

LOS POSTULANTES
4Manuel Sánchez- Palacios Paiva (73)
Fue abogado de diferentes empresas particulares antes de ingresar al Poder Judicial. El hoy extraditado Alberto Fujimori lo designó vocal provisional en la Corte Suprema luego del autogolpe de 1992. El mismo año fue nombrado titular por el Tribunal de Honor de la Magistratura junto con Blanca Nélida Colán y otros.

En 1995 votó por la aplicación de la Ley de Amnistía. Dicha norma benefició finalmente a los miembros del grupo Colina.

El 2000 fue elegido presidente del Jurado Nacional de Elecciones. En su destacada gestión se realizaron elecciones generales, regionales y municipales. En un diario local se le atribuyó haber dicho que Fujimori sí podía postular a las elecciones del 2006 pese a haber sido inhabilitado de participar en política. Sánchez Palacios negó haberlo dicho e incluso ganó una queja ante el Consejo de la Prensa Peruana.

Se jubila en julio del 2010 al cumplir 75.

4Luis Almenara Bryson (66)
Magistrado de carrera. En 1991 se desempeñó como titular de la Corte de Lima.

Almenara ha reconocido que, tras el autogolpe, aceptó ser vocal supremo provisional cuando se lo pidió el ex ministro de Justicia Fernando Vega Santa Gadea. Pero le dijo no a Fujimori -según Almenara-cuando este le pidió ser fiscal de la Nación. En aquella época constituyó una comisión evaluadora para investigar a los jueces de todo el país. Hecho que cuestionan los magistrados de filiación aprista y otros.

En 1993, el Tribunal de Honor de la Magistratura lo eligió vocal supremo titular.

En 1994 fue uno de los dos vocales que falló para que el Caso La Cantuta se viera en el fuero común y no en el fuero militar.

El 2001 el Consejo Nacional de la Magistratura lo retiró del Poder Judicial por sus presuntos nexos con el fujimorismo, pero este año fue reincorporado y hace algunos meses ratificado en el cargo por el CNM.

4Javier Villa Stein (59)
Abogado. Se hizo conocido por las siguientes declaraciones que brindó en diarios vinculados al fujimorismo.

"Si bien se encontró tres cuentas bancarias de Montesinos, no se concluye que el dinero se haya originado de un delito".

"Para mí el tema (Calmell del Solar) es atípico. Creo que hay una cacería de brujas" .

"En el caso de los hermanos Wolfenson veo una vendetta que busca castigar a los medios incómodos al gobierno".

"Es un tema complicado (el Caso Fujimori), que creo se ha politizado".

En el 2004 fue elegido supremo y participó en las elecciones del 2006 para ser presidente del Poder Judicial, pero perdió.

El 2006 se reveló que el hijo de Villa trabajaba con el fujimorista Rolando Sousa.

Villa, sin embargo, ha negado de forma tajante cualquier nexo con el fujimorismo y ha dicho que luchará contra la corrupción y a favor de la reforma del Poder Judicial.

COMENTARIO DEL EDITOR
Prueba de fuego para el ganador*
La elección este jueves del nuevo presidente de la Corte Suprema reviste una importancia trascendental. No solo por las propuestas y reformas que pretenda implementar, sino también porque el nuevo hombre fuerte del Poder Judicial se encargará de nombrar (a dedo, hablemos claro) a los cinco vocales que, en última y definitiva instancia, decidirán la suerte de Alberto Fujimori el próximo año, cuando este apele la sentencia que le impondrá la sala que actualmente lo juzga.

Estos mismos magistrados también continuarán con la labor de confirmar los casos contra su socio, Vladimiro Montesinos, y los demás funcionarios vivazos que se enriquecieron durante su régimen. Los tres candidatos (Javier Villa Stein, Luis Almenara y Manuel Sánchez-Palacios) tienen virtudes académicas, pero también conocidos y públicos cuestionamientos: Stein, antes de ser magistrado, hizo comentarios criticando la labor de los procuradores que investigaban la red de corrupción del régimen fujimorista; y tanto Sánchez-Palacios como Almenara ejercieron cargos importantes en dicho gobierno aunque Sánchez-Palacios tiene una trayectoria políticamente incuestionable. En todo caso, el que sea elegido tendrá la oportunidad de demostrar su imparcialidad en este proceso y de limpiar la negativa imagen que tiene hoy por hoy el Poder Judicial. Que no todo quede en bonitas palabras y elocuentes discursos.
* Miguel Ramírez. Editor de la Unidad de Investigación

  • Imprimir página
  • E-mail
  • Aumentar texto
  • Disminuir texto
  • Favoritos
  • Mr. Wong
  • Delicious
  • Menéame
  • Google
  • Facebook

Suscríbase Tema del día

¿Tú qué opinas?

  • Cargando lista de blogs de opinión.