Edición impresa

  • Imprimir página
  • E-mail
  • Aumentar texto
  • Disminuir texto
  • Favoritos
  • Mr. Wong
  • Delicious
  • Menéame
  • Google
  • Facebook
PIEZA CLAVE PARA DESENMARAÑAR LA MADEJA

'Chuponeador' trabajaba en una compañía que brinda servicios a Telefónica del Perú

Por Ítalo Sifuentes Alemán

Uno de los hombres más buscados por la Policía Nacional es el especialista en telecomunicaciones Alberto Oswaldo Salas Cortez, una de las ocho personas a quienes ayer el Ministerio Público denunció ante el Poder Judicial por haber 'chuponeado' al ex ministro aprista Rómulo León Alegría y al ex directivo de Perú-Petro Alberto Quimper Herrera.

Según la denuncia fiscal, "se ha establecido que (el marino) Martín Alberto Fernández Virhuez, en virtud a la orden de (el marino en situación de retiro) Elías Ponce Feijoo, contactó a Alberto Oswaldo Salas Cortez y Pablo Eriks Martell Espinoza para la interceptación de los teléfonos fijos de las oficinas de León y Quimper, almacenando sus conversaciones en USB o CD".

Salas era conocido por Fernández Virhuez --quien se ha acogido a la confesión sincera-- como el "Negro" y fue contratado por este el 2008 para 'pinchar' (intervenir) los teléfonos de León y Quimper a razón de US$900 mensuales por cada uno.

Salas trabajaba como empleado en telecomunicaciones en Cobra Perú S.A., una empresa transnacional con matriz en España que brinda servicios de telecomunicaciones a Telefónica del Perú.

Según fuentes de Cobra Perú S.A., Salas ingresó a trabajar a esta compañía en el 2006 y el 16 de este mes fue despedido por faltar a laborar durante tres días consecutivos.

En diálogo con este Diario, el padre de dicho empleado, Eulalio Salas Zamora, indicó que no ve a su hijo desde fines de diciembre y que por ello no ha podido entregarle la citación que la policía le dejó en su domicilio de la urbanización El Pinar, en Comas, para que asista a la Dirandro a dar su versión sobre las imputaciones en su contra.

En la Dirección de Migraciones no consta que haya salido del país.

De acuerdo con la denuncia fiscal, Salas se encargó de alquilar una habitación del edificio ubicado en la avenida Tacna 407, Cercado de Lima, y la habitación del segundo piso del jirón Dante 1252, Surquillo, desde las cuales se 'chuponeó' a Rómulo León Alegría y Alberto Quimper.

En el inmueble ubicado en el edificio de la avenida Tacna se incautó un monitor de computadora y un módem 'router' (para conexión internet), así como cables e instalaciones clandestinas.

En dicho edificio, el también denunciado Pablo Martell Espinoza registró a su nombre el teléfono 428-3048, que ahora es investigado por la fiscalía.

Martell, quien vive en el distrito de San Luis pero se encuentra inubicable, es amigo de Fernández y Salas.

Según las fuentes de Cobra Perú S.A., Martell nunca trabajó en esa compañía.

  • Imprimir página
  • E-mail
  • Aumentar texto
  • Disminuir texto
  • Favoritos
  • Mr. Wong
  • Delicious
  • Menéame
  • Google
  • Facebook

Suscríbase Tema del día

¿Tú qué opinas?

  • Cargando lista de blogs de opinión.