Edición impresa

  • Imprimir página
  • E-mail
  • Aumentar texto
  • Disminuir texto
  • Favoritos
  • Mr. Wong
  • Delicious
  • Menéame
  • Google
  • Facebook
DECISIÓN IMPORTANTE CONTRA EL NARCOTERRORISMO

El comando especial del VRAE

Por Héctor López Martínez. Historiador

En el constante proceso de modernización de nuestra Fuerza Armada, el Comando Conjunto creó, en el año 2003, los comandos operacionales, para de esa manera fortalecer el empleo coordinado del Ejército, Marina de Guerra y Fuerza Aérea. Esta decisión, tomada en tiempos de paz, permitirá un óptimo accionar al elemento castrense en el supuesto que se produzcan amenazas no solo a nuestro territorio --que debe ser protegido de cualquier amenaza-- sino también de agresiones de la más diversa etiología, que son inherentes a un mundo globalizado. Por esta razón hoy existen, en forma permanente, los comandos operacionales del norte, sur, centro, Amazonía, aéreo y marítimo.

En esta misma página, hace algunos meses, el vicealmirante (r) Carlos Tubino Arias Schreiber planteó la necesidad de establecer un nuevo comando operacional que, por ser temporal, debería tener el carácter de especial. Hace pocos días esta sugerencia se ha convertido en realidad pues ya contamos con el comando especial VRAE (valles de los ríos Apurímac y Ene) cuyo primer jefe será el general de brigada EP Raymundo Flores Cárdenas, el cual dependerá operativamente del jefe del Comando Conjunto, teniendo como misión poner fin al narcoterrorismo enquistado en esa agreste zona de nuestro país. La unidad de comando facilitará el accionar de las tres Fuerzas Armadas.

Como se sabe, el valle del río Apurímac se encuentra en el límite entre los departamentos de Ayacucho y Cusco. Tiene la típica topografía de las zonas de ceja de selva. En su extremo se encuentra Vizcatán, área con una vegetación boscosa muy tupida y con nubosidad permanente durante todo el año, lo cual posibilita que remanentes de Sendero Luminoso hayan instalado en dicho lugar sus campamentos, reforzándolos con puestos de observación y las llamadas trampas cazabobos. Cerca de este punto se encuentra el río Mantaro que, en su confluencia con el Apurímac, forma el río Ene. Este valle está en el departamento de Junín y lo habitan diversas comunidades asháninkas. A los valles de los ríos Apurímac y Ene se les conoce con las siglas de VRAE y su población, en un 80%, vive en situación de pobreza. Hay que advertir que un 47% de la misma sufre de extrema pobreza y los índices de desnutrición son muy altos. Las cifras mencionadas constituyen un llamado para que otros sectores del Estado intensifiquen su presencia en esa zona.

Hoy en día el VRAE alcanza la mayor productividad de hojas de coca en el Perú, pues tiene 15.800 hectáreas sembradas, las que producen 50.590 toneladas de hoja de coca. La producción potencial de cocaína que proporciona estos cultivos es de 124 toneladas, siendo la producción de nuestro país 280 toneladas de esa droga.

El área de operaciones del VRAE no es desconocida para nuestra Fuerza Armada. La Marina de Guerra estuvo presente en varias bases contraterroristas --con su Infantería de Marina-- entre 1985 y 1991, donde sostuvo enfrentamientos con la delincuencia senderista, que abatió a 18 marinos, que nadie recuerda y ninguna ONG reclama indemnizaciones para sus deudos. El Ejército se encuentra desplegado en diversas bases desde 1991 y la Fuerza Aérea domina perfectamente esa superficie por haber apoyado permanentemente, con sus helicópteros, a las unidades ubicadas en dicho lugar.

Llegó, pues, el momento de sacar a los delincuentes narcoterroristas de su guarida. Lo único que preocupa es que el general EP Raymundo Flores Cárdenas, que está dispuesto a cumplir exitosamente su misión, tenga la inquietud que por esa causa pueda terminar en el banquillo de los acusados. Y tiene razón. La alianza narcoterrorista es poderosa por su dinero y por contar con bien rentados y solapados defensores.

  • Imprimir página
  • E-mail
  • Aumentar texto
  • Disminuir texto
  • Favoritos
  • Mr. Wong
  • Delicious
  • Menéame
  • Google
  • Facebook