• Imprimir página
  • E-mail
  • Aumentar texto
  • Disminuir texto
  • Favoritos
  • Mr. Wong
  • Delicious
  • Menéame
  • Google
  • Facebook

Análisis: ¿Es Barack Obama un oportunista?

14:14 | El supuesto oportunismo del virtual candidato demócrata debido a algunas de sus declaraciones ha generado malestar entre sus copartidarios

Washington (DPA).- Apenas un mes después de su victoria en las primarias por la nominación presidencial demócrata, comienza a extenderse cierto malestar en la base liberal que sostuvo Barack Obama durante su campaña contra Hillary Clinton.

Obama prometió el cambio, un nuevo comienzo, el final del establishment en Washington y el '"business as usual' en la política. Esas fueron las fórmulas mágicas con las que movilizó e inspiró a millones de votantes demócratas.

Pero ahora, cuando comienza la campaña electoral principal, se sintió entre el núcleo liberal de sus seguidores el impacto de varias decisiones y declaraciones del candidato que van a contramano de lo impulsado hasta ahora, desde los métodos de financiación de la campaña hasta la postura con respecto a la pena de muerte.

Incluso en los planes sobre Iraq, el caballito de batalla de Obama en política exterior, ven los simpatizantes del virtual candidato demócrata más flexibilidad en cuanto al plazo, antes perentoriamente formulado de 16 meses, para una retirada total, desde que el senador comenzó una gira proselitista por estados claves de electorado predominantemente moderado e independiente.

Un grupo de 16.000 seguidores de Obama había manifestado poco antes su disgusto en la misma página web del candidato porque este se había mostrado dispuesto a aceptar una versión de compromiso de la ley de escuchas telefónicas, en la que se concedería inmunidad a las empresas telefónicas que participaron en el pasado en acciones de espionaje interno. Obama había rechazado previamente este tipo de garantías.

Su apoyo a la sentencia de la Corte Suprema que recientemente ratificó el derecho de los ciudadanos a poseer armas de fuego, así como su crítica al rechazo de la condena de muerte para violadores de niños tampoco lo favorecieron en la opinión de muchos de sus seguidores.

El primer balde de agua fría tras la euforia del triunfo en las primarias fue dado por el cambio en la postura del senador con respecto a la financiación electoral: contrariando sus declaraciones anteriores se pronunció a favor de nutrir sus arcas exclusivamente mediante donaciones privadas -en estos momentos mucho más lucraticas en su caso-, en lugar de hacerlo con fondos públicos, lo que le hubiese significado una fuerte restricción de gastos por la legislación vigente.

Aún son apenas pequeños resquemores, una ligera sombra de decepción, lo que cunde entre sus seguidores, no una ola de rechazo. Pero algunos asesores electorales advierten que podría llegar a serlo.

Táctica republicana
Entre los republicanos se respira aire fresco con este giro. Poder presentar justamente a Obama como un oportunista sería una consigna de campaña ideal para John McCain, quien ya machaca sobre el tema cuando puede y hará probablemente todo lo que esté a su alcance para que a su rival demócrata le quede el mote. También al demócrata John Kerry le endilgaron hace cuatro años oportunismo político y perdió las elecciones.

Obama se resiste con vehemencia a aceptar las acusaciones. Pero los medios coinciden en que después de su consagración entre los demócratas se ha movido hacia el centro del espectro político. "Su tono se ha desplazado", lo formuló "The Washington Post".

Los expertos electorales señalan que es cierto que los candidatos suelen volcarse más hacia posiciones centristas después de haber ganado las primarias, con el fin de poder ampliar su base electoral, por lo que "suavizan sus posiciones más extremas", según lo define el analista de la CNN Bill Schneider.

Pero los mismos expertos advierten que en el caso de Obama rigen otros parámetros, debido a que "él mismo resalta de forma tan destacada que es distinto", explica Schneider. "Lo que en otros casos se acepta como pragmatismo no va a ser tan fácil para él."

El movimiento de bases Move.Org convocó a sus miembros a ejercer presión sobre Obama "para que cumpla con su palabra". Los medios estadounidenses describen la situación como un acto de equilibrismo, mediante el cual el candidato busca ganar votantes moderados, pero corre el riesgo de perder parte de su electorado propio.

  • Imprimir página
  • E-mail
  • Aumentar texto
  • Disminuir texto
  • Favoritos
  • Mr. Wong
  • Delicious
  • Menéame
  • Google
  • Facebook


Contador de más vistas
Certifica.com