• Imprimir página
  • E-mail
  • Aumentar texto
  • Disminuir texto
  • Favoritos
  • Mr. Wong
  • Delicious
  • Menéame
  • Google
  • Facebook

La depresión también atacó al mejor portero del mundo

15:20 | Gianluigi Buffon, el arquero italiano campeón en Alemania 2006, reconoció que pese a ser considerado un extraordinario jugador y tener una buena familia 'no estaba satisfecho con su vida ni con el fútbol'

Turín (Agencias).- "Rico y famoso, la depresión me ataco igualmente". Así de contundente se muestra el portero del Juventus Gianluigi Buffon, probablemente el mejor guardameta del mundo, en una entrevista que publica el diario italiano La Stampa.

"En 2004 me trató una psicóloga, porque no estaba satisfecho con mi vida ni con el fútbol", asegura el portero, que abre sus sentimientos y cuenta todo, desde el fondo de aquél "agujero negro del alma".

"De pronto me temblaban la piernas", apunta Buffon en Número 1, un libro de 178 páginas en el que muestra su lado más intimo."Era como si mi cabeza no fuera mía, sino de otro, como si siempre estuviera en otro sitio", apunta tras reconocer que, "de pequeño, curiosamente, no entendía que las personas ricas o normales cayeran en la depresión".

"Ahora entiendes que hay discursos absurdos y superficiales. Porque hay miles de motivos para la depresión, incluso si eres rico y admirado. Y puedo entender que te falte un estímulo, que no estés satisfecho con tu vida...", apunta.

La mujer apropiada, no tener la Champions...

"Tal vez porque no encuentras a la mujer apropiada, o si no eres capaz de ganar la Copa de Campeones. Quizás porque no eres capaz de apreciar lo que tienes... Realmente fue una época malísima".

¿Cómo lo spuperó? le pregunta el periodista de La Stampa: "Si tienes una familia y cosas importantes, y por fortuna yo lo tengo, son los únicos que pueden echarte una mano", asegura, para luego reconocer que también fu a una psicóloga.

"Antes pensaba que robaban, entre comillas, el dinero a los inseguros, sin embargo, ayudan. Si encuentras uno bueno y profesional, tienes una persona con la que no tienes miedo de hablar de todo".

Asegura también que "a veces pensaba por qué demonios era Buffon, un futbolista conocido... A veces te vuelves esclavo de tu propia persona, de lo que eres. Si pedía dos meses para recuperarme, eso quedaría siempre ahí, y cada vez que cometas un error, te lo recriminarían".

"Materialmente no me faltaba nada, pero luego entiendes que debe haber valores morales, afectivos, religiosos.... Cuando te faltan, existe el riesgo", asegura.

  • Imprimir página
  • E-mail
  • Aumentar texto
  • Disminuir texto
  • Favoritos
  • Mr. Wong
  • Delicious
  • Menéame
  • Google
  • Facebook


Contador de más vistas