• Imprimir página
  • E-mail
  • Aumentar texto
  • Disminuir texto
  • Favoritos
  • Mr. Wong
  • Delicious
  • Menéame
  • Google
  • Facebook

Comandos de la India ingresan estratégicamente a centro judío en Bombay

21:45 | La fuerzas de seguridad descendieron helicópteros hasta entrar al recinto donde presuntos milicianos islamistas mantienen como rehenes al menos a 10 israelíes

Bombay (Reuters) - Comandos de la India descendieron desde helicópteros hasta el tejado de un centro hebreo en Bombay, donde supuestos milicianos islamistas mantienen como rehenes al menos a 10 israelíes, mostraron imágenes de televisión transmitidas el viernes en vivo.

El centro judío era uno de los tres focos de la capital comercial de India donde las fuerzas locales batallaban para expulsar a milicianos, más de 24 horas después de que los atacantes fuertemente armados dieron muerte al menos a 119 personas en una serie de ataques coordinados.

Un testigo de Reuters dijo que las fuerzas de seguridad dispararon contra el edificio, aparentemente para cubrir el descenso de los comandos, mientras los soldados bajaban por cuerdas desde el helicóptero.

La policía dijo que los milicianos aún están escondidos en el Hotel Taj Mahal y el cercano Hotel Oberoi-Trident junto con un número desconocido de rehenes. Otro testigo de Reuters dijo que comandos también asaltaron el viernes en la mañana el Hotel Oberoi-Trident.

El primer ministro de India, Manmohan Singh, culpó de los ataques a grupos milicianos con sedes en países vecinos, lo que usualmente significa una alusión a Pakistán, generando la posibilidad de tensiones renovadas entre las naciones rivales que cuentan con armas nucleares.

Singh adivirtió de "un costo" si esas naciones no toman acciones para evitar que su territorio sea usado para lanzar ataques semejantes.

Unos 25 hombres armados con rifles de asalto y granadas -algunos de los cuales arribaron a la ciudad por vía marítima- se desplegaron a través de Bombay para atacar lugares populares entre turistas y hombres de negocios, incluyendo los dos hoteles más lujosos de la ciudad.

La policía dijo que al menos siete de los atacantes murieron y que nueve sospechosos están bajo custodia. La fuerza de seguridad también informó que 12 efectivos policiales habían muerto, incluyendo a Hemant Karkare, jefe del escuadrón antiterrorista en Bombay.

Al menos seis extranjeros, entre ellos un australiano, un británico, un italiano y un japonés, están entre los fallecidos. Decenas más están atrapados en medio de los enfrentamientos o son mantenidos como rehenes.

Más de 300 personas han resultado heridas.

Comandos enfrentaron el jueves a los milicianos, a menudo cuarto por cuarto, en ambos hoteles para rescatar a gente atrapada, dijo la policía.

Grandes llamaradas salían de los edificios y se escucharon fuertes explosiones durante los enfrentamientos.

Bombay, una ciudad de casi 18 millones de habitantes que representa el centro nervioso de la pujante economía india y que alberga a la industria fílmica de "Bollywood", estuvo virtualmente cerrada el jueves mientras se desarrollaban las batallas.

LASKAR-E-TAIBA
El diario Hindu reportó que al menos tres milicianos que fueron puestos en custodia eran miembros del grupo con base en Pakistán Lashkar-e-Taiba.

El grupo se hizo conocido por su lucha contra el Gobierno indio en la disputada Cachemira, y ha sido estrechamente vinculado en el pasado al servicio de inteligencia de Pakistán (ISI, por sus siglas en inglés).

Lashkar-e-Taiba negó tener algún tipo de participación en los ataques.

"Es evidente que el grupo que llevó a cabo estos ataques, con base afuera del país, había venido con una resuelta decisión de crear caos en la capital comercial del país", dijo Singh en un discurso televisado.

"Tomaremos seriamente que el uso del territorio de nuestros vecinos para lanzar ataques en contra nuestro no será tolerado y habrá un costo si ellos no toman medidas adecuadas", agregó.

Pakistán, condenando el asalto, prometió una cooperación total con India.

India, de mayoría hindú y que posee una importante minoría musulmana, ha sido afectada durante décadas por ataques de milicianos. Pero este asalto parece orientado a anular su habilidad de atraer inversión extranjera.

EXTRANJEROS COMO OBJETIVOS
Los militantes parecieron tener como objetivo específico a británicos, estadounidenses e israelíes, dijeron testigos.

El primer ministro británico, Gordon Brown, dijo que el ataque recibiría una "respuesta vigorosa".

El presidente electo de Estados Unidos, Barack Obama, también condenó el ataque.

El Times of India publicó una fotografía de uno de los atacantes, quien usaba una camiseta negra y portaba un rifle de asalto con una mochila en el hombro.

Al menos algunos de los atacantes desembarcaron de lo que la policía dijo era un bote neumático.

Luego robaron un auto y acribillaron a los pasajeros a tiros. Abrieron fuego indiscriminadamente en una estación de tren, hospitales y un popular café, además de los lujosos hoteles.

La cifra de muertos era estimada en unos ataques que desataron el mayor caos en la ciudad desde la serie de bombas que en 1993 dejaron 260 fallecidos y cientos de heridos.

India vio los ataques como una venganza por la muerte de musulmanes durante la violencia entre hindúes y musulmanes que siguió a la destrucción de una mezquita musulmana en el norte del país. India dijo que los culpables de ese atentado recibieron luego refugio en Pakistán.

  • Imprimir página
  • E-mail
  • Aumentar texto
  • Disminuir texto
  • Favoritos
  • Mr. Wong
  • Delicious
  • Menéame
  • Google
  • Facebook


Contador de más vistas
Certifica.com