*

36
Producción teatral
Los Productores - [VIDEO]

Los grandes escenarios teatrales para hacer empresa

En New York, el teatro es parte esencial de vivir en la ciudad. Hay más de 400 salas, pero el gran foco del espectáculo está puesto en Broadway, una zona de Manhattan que es símbolo de las artes escénicas en el mundo. Sus más 40 teatros son un atractivo cultural y turístico, emplean a 89 mil personas y en la temporada 2015-2016 tuvieron 13 millones de espectadores, que dejaron en taquilla 1,300 millones de dólares. Toda una industria que también es relevante en Londres, París, Chicago, Madrid y Edimburgo. En Latinoamérica, Ciudad de México y Buenos Aires son también ciudades importantes para el teatro.

 

La generación de espectáculos teatrales de la magnitud de Broawday mueve también a otros negocios e impacta en los números de la actividad económica. Según datos de The Broadway League, la asociación de empresarios teatrales creada en 1930, durante la temporada 2014-2015, su negocio contribuyó con más de US$ 12 mil millones a la economía de la ciudad de New York.

 

El 63% de los espectadores que van a los teatros de Broadway son  turistas: el 45% de Estados Unidos y el 18% son extranjeros. El espectador promedio acude cinco veces al año, mientras que el fanático del teatro (quien va más de 15 veces) representa al 5,5% del público anual pero al 31% de todas las entradas vendidas. Toda esta información es pública, la puedes revisar aquí. En este espacio, se encuentran balances económicos, análisis de públicos, planes de negocio y proyecciones. Y es así porque el teatro como industria cultural debe hablarle de igual a igual a otras industrias, crear vínculos comerciales y tener objetivos para seguir creciendo. Datos similares no solo son producidos por la gran industria, sino también lo hace The Off Broadway League, asociación que reúne a los teatreros independientes.

 

La otra gran capital mundial del teatro es Londres. En la temporada 2014, las compañías del gremio The Society of London Theatre llevaron más de 14 millones de espectadores y junto a UK Theatre, la otra gran organización nacional, vendieron más boletos que lo sumado por los torneos de fútbol Premier League (13 millones), English Football League (16 millones) y Scottish Premiership (2 millones). El teatro es tan fuerte aquí que compite de igual a igual con el fútbol y el cine en los gustos del espectador.

 

En cambio, en Lima, ir al teatro no es una costumbre y cuando se siente que tambalea la economía lo primero en lo que se deja de gastar es en entretenimiento.

 

En Lima Metropolitana, hay de 30 a 40 espacios para montar obras de teatro, entre salas comerciales, auditorios de centros culturales, auditorios municipales y de colegios, y salas de ensayo. Aunque también se hace teatro al aire libre o en el patio de una casa. Esta es una cifra aproximada porque nadie tiene data en general sobre número de salas, público y taquilla de toda la escena local, como si lo tienen los cines, por ejemplo.  Esta medición podría ayudar a profesionalizar cada vez más la actividad teatral y generarle aliados comerciales.

 

Lo que no falta es la intención de seguir haciendo teatro. Hay nuevas productoras y otras de larga experiencia. Nuevas salas se han abierto. Hay festivales (desde el Fiteca de Comas hasta el FAE (Festival de Artes Escénicas de Lima) y Sala de Parto), hay formatos diferentes como el Microteatro de Barranco y también obras especiales para niños, hay escuelas y facultades universitarias de teatro y talleres de actuación para todas las edades, y también concursos de dramaturgia a nivel nacional.

 

Existen quizás más alternativas, más obras en cartelera cada año, pero hace falta cumplir con la tarea de difundir mejor esas propuestas, diseñar estrategias para que el público se entere y realmente se interese por ir.

 

Los Productores son un ejemplo de cómo el teatro puede seguir ganando público. 

Los Productores
Los Productores
Adrián Galarcep

"Estoy harto de rogarle a la gente que venga a ver mis obras". Eso fue lo que pensó alguna vez Adrián Galarcep, mientras dirigía hace unos años una obra de teatro de producción independiente. Llevar gente a los teatros peruanos nunca ha sido fácil. Un artista puede ser vencido por la frustración si el público no ve su trabajo. Pero Galarcep decidió que era preferible preocuparse primero porque la obra tenga lo mejor que él podía darle. Hoy que dirige Los Productores, la compañía teatral que todas las noches de función debe llenar 800 butacas, sigue creyendo en la confianza que da tener un buen producto y en encontrar las formas de que todos se enteren.

Adrián Galarcep dice que en el teatro peruano no hubo ni hay boom teatral porque todo sigue siendo una lucha tanto para las productoras grandes como para las pequeñas. "Con los años hemos alcanzado sostenibilidad, pero no hay éxito asegurado. Las obras no se venden solas y las salas no se llenan solas. Hay mucho esfuerzo de nuestro grupo detrás de eso". Allí están las preventas de entradas a menor precio (al menos el 30% de butacas se venden en esta etapa), unas cuentas muy activas en redes sociales, descuentos por convenios corporativos, promociones de última hora, entre otras formas para encontrar público. Aunque no hay márketing que supere a la recomendación, al boca a boca, a lo que un amigo diga que vio y le gustó.

Los Productores comenzó hace cinco años y es una marca de la Asociación Cultural Drama, que tiene otras tres unidades de negocio: Teatro La Plaza, Sala de Parto y Talleres La Plaza. Esta asociación sin fines de lucro reinvierte sus utilidades en nuevas obras y en la generación de más teatro peruano a través del programa para nuevos dramaturgos de Sala de Parto y la organización de un festival anual que difunde las artes escénicas. "Nuestras obras no podrían existir sin auspiciadores. Del 20% al 30% de nuestra operación está cubierta por ellos, los consideramos nuestros aliados", afirma Galarcep. El Teatro La Plaza existe hace 15 años y junto a Los Productores han conseguido que el público perciba un valor en su propuesta y sin duda pague por ello.

El 15% del público que asiste a una obra de Los Productores va al teatro por primera vez. Hay entonces una gran responsabilidad de esta compañía teatral para que esa experiencia inicial sea tan reveladora que los espectadores decidan seguir viendo teatro. "Nuestro objetivo es acercar el teatro a la gente y el modo de hacerlo es con obras más masivas, para ir generando el hábito", dice Adrián Galarcep, quien además de director de teatro formado en Buenos Aires, es educador de profesión. "Yo ansío que Los Productores pueda montar algo como Hamlet en un teatro de 800 butacas. Ahorita es impensable, pero un día lo vamos a lograr". En el Teatro Pirandello, la casa de Los Productores, han sido éxitos las comedias "Toc Toc" (que vuelve cada año), "Cuerda" (el unipersonal de Wendy Ramos), "Full Monty" y actualmente "Hasta las Patas". La risa conecta a la gente con el teatro y Galarcep espera que eso los anime a seguir confiando en todo lo que Los Productores estrena.

"Conejo Blanco Conejo Rojo", actualmente en cartelera, es una obra que nadie sabe de que trata. Ni los actores. Es una obra solo para un actor, quien se enterará recién de su papel cuando suba al escenario. Ha sido una apuesta, un experimento, y la gente ha reaccionado a la campaña de intriga porque las entradas se agotaron. "Si hay personas que vieron 'Toc Toc' y 'Mamma Mia!' y ahora compraron para 'Conejo Blanco Conejo Rojo', entonces son espectadores que han crecido, evolucionado, es público que se interesa por lo que hay en otros teatros y va a querer ver también la obra alucinante que un grupo de estudiantes ha montado en un sótano".

En tres temporadas del musical "Mamma Mia!", Los Productores vendió más de 100 mil entradas. La reposición de la obra fue una estrategia para acceder a nuevos musicales, porque ese gran número es una garantía de lo que la empresa es capaz de hacer, y con eso se genera confianza en cualquier agencia internacional que tenga los derechos de una obra teatral.  Desde Hairspray en el 2012, Los Productores comenzó a construir su público para musicales. Un tipo de obra que además tiene un precio de entrada más alto. En "Mamma Mia!" las primeras filas llegaron a costar S/190 y la segunda zona valía S/150, aunque a la última se podía acceder por 36 soles.  "Al menos debemos tener 65 mil espectadores en un musical, menos de eso es muy ajustado para poder sostener los costos", dice Adrián Galarcep. Todo musical implica un esfuerzo mayor. Por ejemplo, el siguiente que estrenarán Los Productores en mayo del 2018 comenzó a planificarse en abril de este año y directa e indirectamente están involucradas unas 200 personas.

En el 2018, Los Productores montará 10 obras, y ocho de ellas serán estrenos para marcar una diferencia con este año en el que dominaron las reposiciones. Se espera terminar el 2017 con 280 mil espectadores y el próximo llegar a 320 mil, un crecimiento cercano al 20%.

Además de operar un teatro a tiempo completo (Pirandello) y otro durante dos temporadas al año (Teatro del Centro Cultural Peruano-Japonés), Los Productores quiere seguir llevando obras al interior del país. El próximo año, se montarán tres espectáculos en Trujillo y tres en Arequipa. Si bien obras como "Toc Toc" se han presentado en provincias, la idea es volver más veces. "Por ahora un fin de semana con doble función es una forma de sembrar para cosechar en el futuro. El riesgo es grande pero igual lo queremos hacer", dice Adrián Galarcep, con la confianza de quien sabe que siempre habrá aplausos al final.

 

✎ Escribe: Julio Escalante
✽ Fotos: Paola Flores y Facebook