*

28
Marketplace
Juntoz.com - [VIDEO]

La multiplicación de las compras por Internet

Desde que Amazon vendió su primer libro (1995), el modelo de marketplace (plataforma de ventas online) ha sido clave para transformar y desarrollar el comercio en el mundo a través de Internet. La compañía fundada por Jeff Bezos, uno de los hombres más ricos del planeta, tiene ventas anuales que superan los US$100 mil millones y ganancias por casi US$600 millones. Sin embargo, si hay un gigante en esta industria ese es Alibaba, la compañía china que supera hasta en diez veces las ventas actuales de Amazon.

 

Tal es el crecimiento del e-commerce en el mundo que el año pasado su contribución al Producto Interior Bruto (PIB) de los países del G-20 (los más poderosos) superó el 5%. Estados Unidos, Japón y China son los países líderes en estas transacciones, según la Agencia de las Naciones Unidas para el Comercio y el Desarrollo (UNCTAD). Mientras que un estudio de la agencia We Are Social en colaboración con Hootsuite señala que el comercio electrónico alcanza al 22% de la población mundial y la mitad de los usuarios compra a través de dispositivos móviles (sobre todo en los países asiáticos).

 

Alibaba, a través de sus portales Taobao y Tmall, ha sabido multiplicar sus ventas con eventos como el Día de los Solteros (el 11 de noviembre): un día de ofertas que mueve más que el Black Friday o el Cyber Monday en Estados Unidos. Por ejemplo, en el Día de los Solteros (2015) se vendieron productos por un valor de mil millones de dólares en los primeros cuatro minutos y en el 2016, Alibaba batió su propio récord con ventas por US$17,800 millones.

 

Por su parte, Amazon ha sabido nunca quedarse de brazos cruzados. Este año, por ejemplo, dio un gran golpe con la adquisición de la cadena de supermercados Whole Foods Market por US$ 13,700 millones. Es la forma de seguir ganando terreno en el comercio y la distribución de productos. Jeff Bezos ya lo ha dicho: “Lo fundamental en el futuro será la personalización. Cada cliente tendrá una tienda a su medida”.

 

En el Perú, según Ipsos Perú, el 10% de la población (3,2 millones) realiza compras online. Si en sus inicios en el país, los clientes del e-commerce estaban en los segmentos socioeconómicos A y B, hoy el segmento C representa la mitad de todos los compradores.  La disponibilidad de un smartphone ha hecho que más gente se sienta familiarizada con ver ofertas en su teléfono y consumirlas. Son personas que están cerca de los 30 años y que compran sobre todo ropa, accesorios, artículos de tecnología, pasajes aéreos, entradas a espectáculos, entre otros.

 

El bajo nivel de bancarización y la desconfianza de que todavía comprar por Internet es una vía poco segura son fuertes razones. De hecho, el 43% de compradores prefiera pagar contra entrega y no con alguna tarjeta. Los usuarios compran en este canal por comodidad, mejores precios y estarían dispuestos a pagar un poco más si reciben su producto el mismo día. Aunque hoy existe mayor desarrollo de tecnologías para medios de pago y también medidas logísticas para un envío rápido, la falta de costumbre entre el público frena que el comercio electrónico crezca a mayor velocidad. Este año crecería 16%, según Ipsos Perú.

 

Por el lado de las empresas también hace falta dar el siguiente paso. Solo el 7% de las empresas con presencia digital se dedica al e-commerce

Juntoz.com
Juntoz.com
Fernando D'Alessio

Comenzó a funcionar en julio del año pasado, pero en este corto tiempo Juntoz ya es uno de los más activos protagonistas del comercio electrónico en el país. Juntoz ha trasladado al Internet la dinámica que tiene un comprador cuando va a un centro comercial: ingresar a un gran espacio y poder elegir entre más de 500 tiendas virtuales, con ofertas y promociones. A Fernando D'Alessio, su fundador y gerente general, le tomó casi un año preparar la compañía y que los desarrolladores del sistema -liderados por su socio James Reátegui- consigan lo que él se había imaginado. "Somos una empresa de tecnología que hace e-commerce", dice D'Alessio. Tenía una ventaja: sabía cómo hacerlo.

Antes de Juntoz, Fernando D'Alessio fue gerente y fundador de Linio en Perú. Este marketplace pertenecía a Rocket Internet, una compañía alemana con negocios de tecnología en el mundo, y fue por ese emprendimiento que él decidió volver a Lima. Dar un giro en su profesión. D'Alessio es economista y por 15 años había hecho carrera entre Londres y New York, en la banca de inversión, la reestructuración de empresas y en el negocio de las fusiones y adquisiciones. Entre los acuerdos millonarios que ayudaba a cerrar, no había notado que ya era un emprendedor.

En las corporaciones financieras para las que trabajó era el que siempre daba propuestas. Y así fue que un día comenzó a asesorar en finanzas a startups, se involucró con estos nuevos modelos de negocio y cuando llegó la oferta para hacerse cargo de Linio en Lima pensó que era el momento ideal para seguir desarrollándose en ese nuevo campo. Hizo crecer a Linio, pero como era un socio minoritario no podía hacer grandes cambios, implementar sus ideas, se sentía atado de manos. Entonces decidió irse y formar su propia empresa. Cuando lanzó Juntoz ya tenía 100 tiendas convencidas con su propuesta.

Las empresas no tienen que pagar nada para ser parte de Juntoz. El portal solo cobra un porcentaje por cada venta concretada (entre un 5% y 12% dependiendo del producto). Y aunque varias marcas que entraron aquí ya tenían su propia tienda virtual, este portal podía ser su segundo canal de ventas en Internet, una opción para seguir ganando clientes fuera de las tiendas físicas. "Algo valioso para las empresas que hacen comercio electrónico es la data que consiguen. Al estar en Juntoz ellos saben quiénes son sus compradores, cuáles son sus productos más vistos, en qué fechas", dice D'Alessio.

El gerente general de Juntoz dice que hay tres pilares que hacen que una página de e-commerce funcione: amplio catálogo de productos (en Juntoz hay más de 100 mil), varias modalidades de pago (tarjetas, pago contra entrega, y pronto el financiamiento directo de bancos con una rápida evaluación) y el envío eficiente de la compra. Juntoz no tiene almacenes, todo lo que se vende allí le pertenecen a las empresas y el repartidor puede recoger de cualquier tienda o almacén el producto adquirido. Por lo general, el cliente no tiene que pagar un adicional por el delivery y su compra llega en 24 ó 48 horas.

Para comenzar con Juntoz, D'Alessio reunió un millón de dólares de inversionistas particulares. Y recientemente el grupo Wiese invirtió US$1,5 millones. "Es el tipo de socio estratégico que nos interesaba por su experiencia en centros comerciales". Ahora el siguiente paso es obtener de 5 a 10 millones de dólares -de fondos de inversión o grupos empresariales- para seguir con su crecimiento en otros países. En Colombia, Juntoz ya abrió con más de 100 tiendas virtuales y está todo listo para comenzar a funcionar en Chile. Y lo que sigue podría ser México, un mercado enorme y acostumbrado a comprar por Internet, aunque sería un gran reto desde que Amazon ingresó con cuenta propia. De todas formas, Fernando D'Alessio confía: "Queremos ser el Alibaba de Latinoamérica", dice.

No hay nada que inventar en el e-commerce, y lo que ha hecho Juntoz es tomar lo mejor de la experiencia de Tmall (portal de Alibaba) y de otros marketplaces, y adaptar todo a la forma de consumo en Latinoamérica. Por ejemplo, Juntoz ha lanzado las compras por suscripción para productos de consumo masivo (en las fechas escogidas el cliente puede recibir siempre lo mismo) y también la lista de útiles durante la campaña escolar. Un nuevo proyecto de D'Alessio es que el portal pueda servir para exportar productos oriundos del Perú al mundo, tal como los chinos lo hacen con Alibaba: "Y queremos entrar con categorías que no han sido muy tocadas como los productos de la agricultura".

Fernando D'Alessio es además un protagonista en el ecosistema de startups en el país. Es mentor de nuevos emprendimientos y también asesora y selecciona proyectos que son acogidos por incubadoras de negocios. "Aquí trabajamos con startups que son proveedoras en medios de pago y en logísitica. Si en la comunidad de emprendedores de tecnología no trabajamos juntos nos vamos a demorar más en crecer", dice D'Alessio. Cuando almuerza, generalmente frente a su computadora, es el mejor momento que encuentra para tener reuniones y que le cuenten ideas innovadoras.

 

✎ Escribe: Julio Escalante
✽ Fotos: César Fajardo