PANETONES

Placer sin culpas: disfruta del panetón sin arriesgar tu peso

navidad, panetón - Foto desktop
Redacción ContentLab
Jueves 28 de noviembre del 2019

Esponjoso y dulce. Así es el rey de la Navidad peruana. Su sabor nos enamora, aunque, para disfrutarlo plenamente, es necesario cuidar y ejercitar nuestro cuerpo después de consumirlo.

Los expertos recomiendan reservar este gustito para las primeras horas del día, cuando el metabolismo está más activo, y evitarlo por las noches. Además, acompañarlo con un vaso de jugo natural de frutas o con infusiones digestivas es una buena idea.

Karyn Reyna, nutricionista del Centro Mapfre, nos recomienda tres formas de equilibrar nuestro plan nutricional, sin renunciar a este gustito navideño. Toma nota.

1. ¡A MOVERSE!
La premisa es muy simple: si vas a comer de más, debes ejercitarte más. La nutricionista Reyna recomienda distribuir la actividad física en varios días a la semana, de forma que se evite un exceso de ejercicio que te haga perder masa muscular. “No puedes aglomerar horas de cardio de una sola vez para tratar de quemar esa cantidad de calorías, el resultado sería contraproducente”.

Caminar, correr, nadar, hacer yoga... todo suma. Las sesiones deben durar de 35 minutos a una hora, con lo que se quemará un promedio de 300 a 500 calorías.

2. LA CLAVE ESTÁ EN LA FIBRA
Según el Instituto Nacional de Salud, el consumo de fibra de un peruano promedio es de cuatro gramos al día, muy por debajo de los 20 a 30 gramos recomendados. “Por ello, es vital añadir semillas, cereales integrales y salvados en la dieta diaria. Esto hará que tu cuerpo esté metabólicamente más activo y no acumules grasa”, comenta Reyna.

¿A cuánto equivalen 30 gramos de fibra? En una dieta diaria, equivalen a tres frutas, dos porciones de verduras crudas (alrededor de 160 gramos), dos cucharadas de semillas, dos cucharadas de salvado, dos rebanadas de pan integral, una taza de menestras y un puñado de frutos secos.

3. AGUA, SIEMPRE AGUA
Además del ejercicio y el consumo de fibra, es vital activar el metabolismo tomando agua. Es decir, puedes consumir panetón, siempre y cuando, mantengas una hidratación adecuada. Según la Organización Mundial de la Salud, el promedio recomendado es de dos litros (u ocho vasos) diarios. Un último consejo es ducharse con agua fría: “bañarse con una temperatura distinta a la del cuerpo contribuye a la pérdida de calorías acumuladas”, asegura la nutricionista.

El agua es el componente químico principal del cuerpo y representa el 60% del peso corporal, según destaca la Clínica Mayo, y cumple la función de eliminar los desechos a través de la orina, la transpiración y las evacuaciones intestinales. De allí su importancia para una buena digestión.

Si aún no sabes qué regalarle a tus familiares, no te preocupes, aquí encontrarás más opciones para llenar de magia esta Navidad

✎ Escribe: Fiorella Carrera

TE PUEDE INTERESAR