Mamá y Familia

Entre comidas: 5 snacks saludables para comer en el día

Las entre comidas no deben ser productos cargados de grasas y azúcares. Presta atención a los consejos de los expertos.

Entre comidas: 5 snacks saludables para comer en el día

Un puñado de frutos secos es una buena opción para comer a media mañana o media tarde.

Martes 24 de abril del 2018

Falta poco para el almuerzo o cena, pero tienes hambre (o antojo) y tus hijos también. Van a la cocina en busca de algo para comer... pero solo hay galletas, fideos sin preparar o sobres de sopas instantáneas. En resumen, no encuentras snacks saludables. ¿Qué puedes hacer?

De ahora en adelante, prográmate y ten a la mano estos snacks saludables, tanto para comer en casa, como para llevar al trabajo y para poner en las loncheras de tus hijos. Aquí te ofrecemos algunas ideas saludables y recomendaciones de los especialistas.

1. Lácteos:

Corta cuadraditos de queso fresco y combínalos con tostadas integrales o con pasas. O toma un vaso de yogurt griego con miel de abejas. Estos snacks saludables te aportan calcio, un mineral fundamental para la formación de huesos en tus hijos y para la prevención de la osteoporosis para los adultos.

2. Frutas frescas:

La fruta fresca es una excelente opción. Contiene vitaminas, minerales y fibra, indispensables en la dieta. Cinco porciones al día es lo recomendable. Puedes comer una ensalada de frutas de diferentes colores, pero cómela inmediatamente después de prepararla.

Si llevas fruta al trabajo o la pones en la lonchera, la nutricionista Sara Rosas recomienda llevarla entera: "No la piques, porque pierde vitamina C y, además, se oxida, y de esa manera no resulta tan apetecible. Es mejor comer una manzana entera, un plátano, una pera, ciruelas, uvas, etc.”. Una opción es comer dos o tres frutas a media mañana y otras tantas a media tarde. Procura combinar las más calóricas con las menos calóricas. Por ejemplo: un tangelo, un plátano y una manzana. O una porción de papaya, una pera y unas uvas.

3. Frutas secas:

Un puñado de frutos secos cae muy bien a media mañana o media tarde. Pero asegúrate de que no tengan mucha sal ni que sean acaramelados. “La fruta seca contienen proteínas, fibra, grasas buenas y sacian el apetito en pequeñas dosis”, añade Rosas.

Una investigación publicada en el "New England Journal of Medicine" indica que una cantidad moderada de avellanas, almendras, nueces, maní o pistachos ayuda a disminuir el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares en un 29% y en un 11% el riesgo de enfermarse de cáncer.

Entonces, unos 40 gramos de fruta seca es suficiente para un snack. Pero si te parece poco, combina esta porción con una mandarina o con un vaso de avena ligera (no espesa, para controlar las calorías).

Ahora bien, tal vez te provoca una fruta deshidratada que también puedes considerarla como snack, pero solo de vez en cuando, porque se concentra mucho el azúcar en el proceso de deshidratación. No comas más de 1/2 taza al día.

4. Huevos

Otra buena idea es comer como snack huevos duros o huevitos de codorniz , pues tienen muchas proteínas y quitan el hambre, según nos cuenta la nutricionista Nelly Espinola. Si quieres mandarlo en la lonchera, es mejor no hacerlo porque puede despedir un mal olor, por ello opta por comerlos en casa. Además, si tú y tus hijos son amantes de las verdurasnada mejor que combinar esta buena proteína con tomatitos cherry o con bastones de apio o de zanahoria con una salsa huancaína hecha a base de queso y sin aceite.

5. Los horneados

Según la especialista Espinola, algunos alimentos horneados son ideales para las entre comidas: "Por ejemplo, la cancha serrana; la chulpe, que es más blanda, es ideal. También puede ser el mote horneado, pero siempre con poca sal. O los palitos de yuca, típicos de la selva, ya que son horneados y sanos”.

Ya tienes las ideas a tu disposición, ahora pon manos a la obra y disfruta en familia con estos ricos y potentes snacks.

✎ Escribe: Maritza Noriega

 

PATROCINADO POR TOTTUS

NOTAS RELACIONADAS