Un paseo relajante en Austria: viaje en bicicleta y haga pausas para tomar un buen vino

La famosa región austriaca de Wachau es ideal para explorar todos sus atractivos turísticos en dos ruedas, mientras disfruta de su gastronomía y bebidas

Un paseo relajante en Austria: viaje en bicicleta y haga pausas para tomar un buen vino

Con senderos que serpentean entre viñedos, frutales y aldeas pintorescas junto al Danubio, Wachau es una región excelente para viajar en bicicleta.

Un lugar perfecto para empezar su gira es el pueblo de Mautern, el cual posee uno de los mejores restaurantes del país: el Landhaus Bacher. Administrado por una familia, ahí se crean comidas deliciosas elaboradas con ingredientes locales y servidas en un ambiente discreto, pero elegante.

Los comensales pueden optar entre sofisticados menús de múltiples platos que, si lo permite el estómago, pueden culminar con un postre de dos enormes “marillenknoedel” unas golosinas tradicionales de masa polvoreadas con migas de pan y azúcar que, cuando son abiertas, revelan albaricoques cosechados localmente, por supuesto.

Sin embargo, no crea que el menú le saldrá barato. Espere pagar más de 250 euros (318 dólares) por una cena de platos múltiples para dos, con vino. Los precios son más razonables durante el almuerzo, cuando 100 euros (127 dólares) pagan por tres platos y vino para dos.

INGREDIENTES PARA TODOS LOS GUSTOS
Puede continuar su recorrido pedaleando hasta Weissenkirchen, donde encontrará la tienda Wachauer Bauernladen, de Christian Loidl.

“Tenemos clientes regulares que nos visitan varias veces al año para abastecerse”, dijo Loidl, de 38 años, durante una reciente visita. “Como promedio se gastan unos 300 euros (381 dólares)”.

No es sorprendente, considerando lo que hay en los estantes: mermeladas y pastas caseras, néctar de albaricoque y, por supuesto, cajones y cajones de vino.

RECORRIDO VINERO
Si va hacia el oeste se encontrará con conocidas bodegas de vino – Jamek y Holzapfel – ubicadas en hermosos edificios con mesas al aire libre para disfrutar el paisaje y descansar los músculos.

Ambos son lugares perfectos para un bocado, acompañados por una copa a dos de los excelentes vinos de la región – Riesling o Grüner Veltliner si prefiere vino blanco, o Zweigelt y Spatburgunder para los amantes de los tintos.

¿Muy cansado o quizás con el vino en la cabeza? Vuelva a bajar y súbase a uno de los numerosos botes que llevan a los turistas Rio arriba y río abajo. En una hora y 40 minutos está de regreso en Krem.

¿Se anima a hacer un recorrido local similar?


Tags relacionados

Austria

Vinos

Bicicletas

ejercicios