Con ruda, kion y ají: creativos cocteles en el bar del restaurante Hervé

Timo, el bartender de Hervé, nos invita a probar las originales combinaciones que prepara para su relanzamiento

Por Marissa Chiappe

“Desde que el presidente Toledo instauró el pisco de honor en las embajadas, nuestra bebida de bandera comenzó a brillar en los cocteles y a ser reinventada por los bartenders más reconocidos”, afirma Timoteo Flores, bartender del restaurante Hervé.

Timoteo propone creativos cocteles hechos con piscos macerados, sours y chilcanos, que nos invitan a un viaje a través de los sentidos para probar los sabores y olores de otoño.

Plantas y hierbas andinas como la coca, la ruda y el tomillo despiertan sensaciones inesperadas, frutas como las fresas y las granadas nos refrescan, ingredientes como el ají y el kion nos sorprenden en un ambiente íntimo y minimalista para disfrutar y viajar entre aromas y sabores.

SABORES Y AROMAS DE OTOÑO
Timoteo propone para este otoño 2010 un viaje sensorial con cocteles de autor y piqueos de su cocina.

Para comenzar propone el chilcano de kion, el clásico coctel que preparado con macerado de kion se vuelve más refrescante e intenso. El pisco sour de tomillo, un deleite para el olfato, y su pisco sour Hervé, elaborado con un macerado de orejones y guindones dulces y aromáticos.

Entre sus cocteles con frutas destaca el bisous bisous, hecho con pisco, jugo de camu camu y fresas picadas, ideal para quienes disfrutan de los sabores dulces y cítricos.

De la cocina salen para acompañar, las verrine de barbajuan, unos crocantes bocados de papa, almendra tostada y aceitunas, con una emulsión de hierbas de su jardín.

UN POCO DE HISTORIA PERSONAL
De sonrisa amable y mirada risueña, Timoteo Flores es ahora el hombre detrás de la barra de uno de los mejores restaurantes de la capital. Luego de emigrar de Áncash a Lima, Timoteo empezó su carrera de bartender a mediados de los años setenta en el Lima Golf Club, donde aprendió los secretos de la coctelería clásica.

Trabajó en La Bodega de la Trattoria, Cala y La 73, lugares en los que fue testigo del ‘boom’ pisquero y sus fusiones.

“Hace unos años nadie tomaba pisco, era un licor considerado poco elegante”, recuerda. Las cosas han cambiado y este destilado se ha convertido en la estrella de las barras más exclusivas.

¿A DÓNDE IR?
Calle Atahualpa 195, Miraflores.


Tags relacionados

Restaurantes

Bartenders

Cocteles