A Ferrán Adrià le gustaría conocer la historia de nuestra cocina y sus productos

El chef de El Bulli, restaurante con tres estrellas Michelin, dijo a elcomercio.pe que es importante que se sigan abriendo restaurantes peruanos en el mundo

A Ferrán Adrià le gustaría conocer la historia de nuestra cocina y sus productos

Por Sebastian Ortiz

A finales de enero, Ferrán Adrià, uno de los mejores chefs del mundo, anunció que cerraría su restaurante El Bulli después del 2012 y que se tomaría dos años sabáticos para emprender un viaje con el objetivo de “reinventar su cocina”.

De inmediato surgieron los primeros rumores sobre cuáles serían los países a los que iría y, durante Madrid Fusión, se especuló con la posibilidad de que vaya a China y se dé una vuelta por nuestro país.

Luego, en una entrevista con un medio español aseguró que en el Perú se está gestando el movimiento culinario más importante del planeta y que, gracias a cocineros reconocidos, los jóvenes ya no quieren ser futbolistas, sino chefs.

En comunicación con elcomercio.pe, Adrià dejo abierta la posibilidad de llegar a nuestro país y conocer la gastronomía e historia de nuestros productos. “Espero poder viajar mucho porque es una de mis pasiones”.

LA SENSIBILIDAD DE LA COCINA PERUANA
Para la estrella más preciada de Michelin es muy importante que se sigan abriendo restaurantes de cocina peruana en muchos sitios, puesto que esto hará que la gente conozca y se acerque aún más a nuestra cultura.

Adrià, quien nos contó que mantiene una gran amistad con Gastón Acurio y Astrid Gutsche, señaló que sería injusto destacar solamente un plato de la gastronomía bicolor cuando se debe tener en cuenta la sensibilidad de la cocina peruana.

UNA VISITA PENDIENTE
Ante la llegada de los destacados chefs Piere Cagnaire, de Francia, y el español Jordi Roca a Lima, donde participarán en la tercera edición de la feria internacional de gastronomía Mistura, elcomercio.pe le preguntó al dueño de El Bulli si él también se les sumaría.

Adrià respondió que en esta oportunidad no podría asistir pero que espera poder venir en un futuro. “Cuando está el restaurante abierto siempre estoy en mi cocina. No puedo ausentarme por respeto a la gente que nos visita. Pero estarán muy bien acompañados”, acotó.