Cada año se desperdician 1.300 millones de toneladas de alimentos en el mundo

Así lo indicó un informe presentado por la Organización de Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO)

Cada año se desperdician 1.300 millones de toneladas de alimentos en el mundo

Casi la tercera parte del total de alimentos para el consumo humano que se producen cada año se pierden o desperdicia. Estamos hablando de alrededor de 1.300 millones de toneladas de comida tiradas a la basura. Esta fue la impresionante cifra revelada por un estudio de la FAO.

El informe, que será presentado en el congreso internacional Save Food!, a realizarse el 16 y 17 de mayo en Alemania, señala que las frutas y vegetales, además de las raíces y tubérculos, son los alimentos con la tasa más alta de desaprovechamiento.

Se sabe, además, que “la cantidad de alimentos que se pierde o desperdicia cada año equivale a más de la mitad de la cosecha mundial de cereales (2.300 millones de toneladas entre el 2009 y el 2010)”.

Otra conclusión importante del estudio es que no existe mayor diferencia entre lo que se hecha a perder en los países industrializados y aquellos en desarrollo: 670 y 630 millones de toneladas al año, respectivamente.

PERDER Y DESPERDICIAR
En este caso, ambas acciones no son sinónimos. Cuando de alimentos se trata, las pérdidas son aquellas que “pueden darse en la fase de producción, recolección, post cosecha o procesado”, según informa la página web del organismo de las Naciones Unidas. En cambio, se habla de desperdiciar cuando la comida que está perfecta para el consumo se arroja a la basura.

Con respecto a las pérdidas, estas son mayores en los países en desarrollo “debido a la precariedad de las infraestructuras, el bajo nivel tecnológico y la falta de inversiones en los sistemas de producción alimentaria”. En la fase de post cosecha y procesado se pierde el 40% de los insumos.

En los países industrializados el gran problema es el desperdicio. La FAO señala que el 40% se registra por los minoristas y los consumidores, quienes arrojan alimentos perfectamente comestibles a la basura: “El desperdicio per cápita entre los consumidores es de 95 a 115 kg anuales en Europa y Norteamérica, mientras que en África subsahariana y en Asia meridional y el Sudeste asiático se tiran solamente entre 6 y 11 kg por persona”.


Tags relacionados

ONU

fao

Alimentos