El chef Heston Blumenthal visitaría el Perú en 2012

La celebridad del mundo culinario explicó por qué no llegó a Lima en setiembre último y confirmó su interés de conocer nuestro país y Brasil

El chef Heston Blumenthal visitaría el Perú en 2012

CATHERINE CONTRERAS

¿Son estas las papas más altas del mundo? ¿Son técnicamente papas? Estas fueron las preguntas que Heston Blumenthal nos hizo al enseñarle tres papas huayro peruanas. En un breve encuentro con El Comercio, el chef inglés del restaurante The Fat Duck (número 5 en la lista San Pellegrino de los mejores restaurantes del mundo, aunque en su mejor momento ocupó el puesto 2) demostró su curiosidad y confesó también que él usaba papas (no estas, que le intrigaron por su forma algo alargada e imperfecta), pues su textura le parecía grandiosa.

Para tan breve encuentro, preferimos no preguntarle a Blumenthal –uno de los ponentes de la fecha de clausura del congreso Gastronómika 2011 celebrado esta semana en San Sebastián– sobre sus inicios en la gastronomía (a los 16 años, en una visita familiar a un restaurante tres estrellas Michelin en Provence, Francia, decidió que quería ser chef) ni sobre su faceta televisiva (desde el 2005 Blumenthal ha protagonizado diferentes programas para Discovery, BBC y Channel 2).

Tampoco sobre su vida personal (a mediados de agosto, “The Sunday Mirror” lanzó la noticia de su divorcio: después de 22 años de casado, dejó a quien según él era “la razón de mi éxito” por la curvilínea autora estadounidense de libros de gastronomía Suzanne Pirret).

Más bien, tratamos de hablar del Perú y pedirle un comentario sobre su ausencia en la primera reunión del Consejo Asesor del Basque Culinary Center (BCC), del que forma parte junto con Gastón Acurio y otros siete célebres cocineros del mundo.

LO ESPERÁBAMOS EN EL PERÚ…
No pude hacer el viaje hace un par de meses porque estuve comprometido en un gran programa de British Airways para las Olimpiadas, organizado hace dos años. Es una competencia para encontrar un cocinero, un cineasta y un artista, con mentores que éramos yo, Richard Grant y Tracy Emin, respectivamente.

Entonces, recibí una llamada telefónica de un periodista en Inglaterra [Jay Rayner, de “The Guardian”] diciéndome “qué es esto de que vas a salvar el mundo con la restauración, y esto y esto y esto que dijiste en el Perú”. ¿Yo dije qué? No estuve allá. No sé nada de eso, ¡nadie me dijo! Es decir, estoy involucrado en el proyecto [del Consejo Asesor del BCC], pero no sé nada. Joxe Mari [Aizaga], presidente del BCC, dijo que quizá debieron decirme antes lo que hicieron…

¿PERO ESTÁ DE ACUERDO EN SALVAR EL MUNDO?
Si puedo hacerlo con una varilla, pues sí [risas]. Esta es una industria mágica, y agradezco ser parte de ello. No me imagino la vida fuera del mundo de la cocina. Gastón [Acurio] ha hecho muchas cosas y son realmente increíbles.

Si tienes la oportunidad de devolverle algo a la sociedad, es importante hacerlo. Quizás la frase “vamos a salvar el mundo” es un poco extrema en este punto, pero si puedes ser parte de una plataforma y tener una opinión que ayude a la gente a llevar más comida a más gente, pues es casi un deber hacerlo.

¿CUÁNTO INTERÉS TIENE POR LA AMAZONÍA?
Me encantó que Mónica [su asistente] estuviera con Alex Atala en la Amazonía [en São Gabriel da Cachoeira, frontera con Colombia y Venezuela, de donde llevó algunos productos]. Yo nunca he estado allí. Para mí, el Perú y Brasil, ambos, son países que están en la cabecera de la lista donde me gustaría ir, porque tienen muchas cosas que nunca he visto, y eso es bastante excitante.

¿ENTONCES, CUÁNDO IRÁ AL PERÚ?
El próximo año vamos a ver a Alex a Brasil, y luego, al final del año-entre octubre o noviembre quizá- estaremos por ahí.