El cocido madrileño: un célebre plato típico español para probar en Madrid

Si visita la capital de España, tiene que hacer un tour gastronómico y no puede dejar de comer el cocido madrileño

España es una potencia gastronómica desde hace algunos años y Madrid, como toda capital, concentra un gran número de cocinas representadas en distintos restaurantes.

Esta ciudad es la puerta para entrar a España desde Latinoamérica, así que si decide viajar para allá, no es mala idea quedarse unos días en Madrid y realizar algún recorrido culinario. Tampoco es mala idea empezar por el cocido madrileño.

HAY DE TODO
Tiene para elegir entre la comida de vanguardia española, las comidas de distintas regiones de este país, obviamente incluida la madrileña, las europeas, las americanas –esta ciudad cuenta con algunos restaurantes peruanos, incluido un Astrid & Gastón- y las asiáticas que están de moda.

Pero también puede “irse de tapas”. Esta es una divertida manera de comer, típica de España. La idea es visitar un bar, pedir un par de piqueos y un trago –sobre todo vino o cerveza- y luego ir a otro bar y repetir la operación. Esta costumbre está muy arraigada en la identidad española y es una obligación cuando se pisa este país europeo.

UN POCO DE HISTORIA GASTRONÓMICA
Las cocinas regionales españolas son más variadas y desarrolladas que la de Madrid. Sin embargo, el cocido es uno de sus símbolos gastronómicos, como lo recuerda ‘Caius Apicius’ de la agencia EFE. “El cocido madrileño viene siendo una síntesis de los demás cocidos españoles, como Madrid misma es una síntesis de toda España”.

Este plato es una suerte de sancochado hecho con garbanzos y verduras, pedazos de carne y algún embutido. Se sirven sus ingredientes por separado, en dos “vuelcos”: primero el caldo (con tallarines o arroz) y luego lo demás (garbanzos, verduras, papas y distintas carnes y embutidos). Un poco como nuestro sancochado.

Este plato contiene mucho cerdo porque existe desde la época medieval y comer carne de chancho era decir públicamente que uno era cristiano y así distanciarse de los judíos perseguidos y de los musulmanes. Así se convirtió en tradición agregarle mucho de este tipo de carne.

¿A DÓNDE IR?
Si está en Madrid, ‘Caius Apicius’ recomienda comer este plato en Lhardy, un restaurante que era visitado por la reina Isabel II de España –no confundir con la inglesa. Sin embargo, es un plato que sabe delicioso consumido en una de las tantas tabernas madrileñas. Es una buena manera de introducirse a la gastronomía española.


Tags relacionados

Comida española