Cocina mejor: trata de evitar estos cuatro errores comunes

Detalles como la medición de la harina, el material de tus ollas, el precalentamiento del horno y la cantidad de insumos que echas a la sartén son muy importantes

Cocina mejor: trata de evitar estos cuatro errores comunes

De nada sirve que tengas la receta perfecta, insumos de calidad y las ganas de hacer un delicioso plato, si es que no sabes cómo hacerlo. Incluso, si sabes cocinar, hay pequeños detalles que se te pueden escapar y arruinar todo.

Para ayudarnos en la tarea de ir mejorando nuestras habilidades culinarias, ‘The Huffintong Post’ publicó un artículo sobre los malos hábitos a la hora de cocinar y cómo podemos romperlos.

HARINA BIEN MEDIDA
Cuando se trata de cantidades de harina, es muy importante utilizar solo lo necesario. Si echas un poco más, la preparación saldrá muy espesa. Si echas un poco menos, quedará aguada. Aquí el truco es saber medir bien las tazas de harina.

Lo que no debes hacer: sumergir la taza en la bolsa de harina e ir golpeándola hasta que el polvo quede perfectamente nivelado en la parte de arriba (como si se tratase de algo líquido). Si haces eso, lo compactarás y al final terminarás usando más.

Lo que debes hacer: vierte la harina a la taza con la ayuda de una cuchara hasta que alcances la medida necesaria.

PARA COCINAR, NO GUARDAR
El aluminio y el hierro fundido son buenos materiales para cocinar porque son grandes transmisores de calor, pero no son algo muy positivo para tu comida, sobre todo si se trata de algo ácido. “El metal se puede corroer, esparciendo un extraño sabor y/o color a los alimentos”, señala el artículo.

Lo que debes hacer: utiliza ollas y sartenes de acero inoxidable, esmaltadas o de vidrio, sobre todo si estás haciendo algo que lleve jugo de limón o tomates.

CUANDO MUCHO ES DEMASIADO
Todo tiene límites. Las sartenes también. Por más que sean amplias y profundas, si las sobrecargas de insumos notarás la diferencia: por ejemplo, si estás friendo algo, el crujiente no será el mismo. Además, provocarás que la temperatura de la sartén baje rápidamente lo que a su vez hará que la comida se te pegue.

“En el caso de los vegetales, si pones un montón en una sartén caliente, es más probable que estos se cuezan al vapor y queden aguachentos a que se doren”, agregan.

Lo que debes hacer: cocinar de a pocos y por tandas.

CALIENTA PRIMERO
Te puede parecer algo innecesario, pero precalentar la olla, sartén, horno o parrilla es algo muy importante.

“Hornear o asar algo en un horno que no ha sido previamente calentado alterará los tiempos de cocción y hasta puede hacer que tu comida se cueza de manera dispareja o que se queme”.

Lo que debes hacer: acordarte de precalentar tu cocina antes de empezar a cocinar.


Tags relacionados

Consejos de cocina

consejos