¿Comiendo carne se puede salvar el planeta?

El ex vegetariano Simon Fairlie publicó un libro en el cual defiende el consumo de este alimento y señala que comerlo con moderación puede ser bueno para el medio ambiente

¿Comiendo carne se puede salvar el planeta?

Numerosos estudios señalan que comer carne es dañino para el planeta ya que contribuye con el calentamiento global. Incluso, en el 2006 la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) reportó que dicho alimento “produce el 19% de las emisiones de carbono”:http://elcomercio.pe/noticia/488870/agricultura-ganaderia-son-actividades-que-mas-afectan-al-medio-ambiente–aún más que lo que generan los vehículos.

Sin embargo, pronto se podría romper esta teoría. El granjero y también editor de la revista ‘The Ecologist’ Simon Fairlie ha publicado un libro titulado “Meat: A Benign Extravagance” (Carne: Una extravagancia benigna). En él afirma que comer este alimento con moderación puede ser incluso más ecológico que volverse vegetariano, informa la revista estadounidense ‘Time’

¿Pero en qué se basa? Según Fairlie, cada sistema agrícola produce un excedente de residuos de biomasa que es mejor mantener en la cadena alimentaria dando de comer al ganado.

“La carne o los productos lácteos producidos de esta manera generan poco impacto ambiental extra. Además, los animales criados en pequeñas granjas nos ayudan a defendernos de las plagas y depredadores, así como contribuyen a la fertilización del suelo”, afirma.

EN DEFENSA DE SUS IDEAS
Entonces, ¿por qué los vegetarianos y los movimientos ecológicos argumentan que la carne es mala para el medio ambiente? El inglés indica que muchos de ellos se basan en el informe emitido por la FAO, el cual contienen errores básicos.

“El reporte atribuye toda la deforestación debido a la cría de ganado, en lugar de la tala o el desarrollo. También se confunde a las emisiones producidas una sola vez por la deforestación con la contaminación latente”.

Además, Fairlie señala que los científicos han calculado que a nivel mundial la relación entre las cantidades de alimentos vegetales útiles para la producción de carne es aproximadamente de cinco a uno. No obstante, esto ocurriría solo si es que se alimentase a los animales con la comida que consumen los humanos. Pero ellos solo comen hierba, así que el promedio correcto sería de 1,4 a 1.

¿QUÉ TIPOS DE CARNE SE DEBEN COMER?
El autor recomienda que la más sostenible para nuestro consumo son la de cerdo alimentado con residuos de comida, suero de leche y otros formas de residuos agrícolas, así como vacas nutridas, como parte de la rotación de cultivo mixto, con hierba y tréboles. Haciendo esto, solo habría que reducir el consumo de carne a la mitad, pero nuestro consumo de lácteos se mantendría más o menos igual.

UN EX VEGETARIANO
A pesar de todo lo señalado, Fairlie no siempre fue un defensor de la ingesta de carne. Desde los 18 a los 24 años profesó el vegetarianismo como una forma de protesta hacia la crueldad con los animales. Pero cuando se mudó al campo se enfrentó a la sobreproducción de cabritos (los cuales por obvias razones no podían producir leche ni tener hijos), lo que hizo que empezara a comer carne de nuevo. Ahora, a los 59 años, el granjero consume carne dos veces a la semana.

“Todavía hoy en día tengo algunas dudas sobre la matanza de animales para la alimentación. Pero intelectualmente sé que es lo correcto”, finaliza.