Estrellados: estos famosos abrieron un restaurante pero no tuvieron éxito

Britney Spears, Steven Spielberg, Jennifer López y Kevin Costner son algunos de los que figuran en la lista

Estrellados: estos famosos abrieron un restaurante pero no tuvieron éxito

Ni la publicidad gratuita generada por la celebridad de sus dueños los salvó. Los restaurantes que conoceremos a continuación algún día fueron inaugurados bajo la vista atenta de la prensa, pues se trataban de establecimientos de conocidas estrellas de Hollywood. Pero eso no les garantizó el éxito y al poco tiempo pasaron desapercibidos, hasta que llegó el día que tuvieron que cerrar sus puertas.

Claro que en el rubro de famosos en el negocio de restaurantes hay excepciones. Por ejemplo, tenemos a Robert de Niro, quien sigue abriendo locales en todo el mundo en sociedad con el conocido chef japonés Nobu. Y hay otras celebridades que la siguen luchando, como Eva Longoria con Beso, su local en Las Vegas.

Dentro de la lista de estrellas de Hollywood cuyos restaurantes quebraron tenemos a Britney Spears, Steven Spielberg, Jennifer López y Kevin Costner.

NAUFRAGIO
Quizás la iniciativa más llamativa fue la de Steven Spielberg, quien abrió su restaurante Dive! en Las Vegas. Se trataba de un local temático: su apariencia de submarino hacía referencia a la especialidad de la casa: los sánguches llamados ‘subs’, pero con un giro gourmet.

Aunque el ambiente era digno de la imaginación del popular cineasta –había efectos especiales, pasarelas, conductos expuestos, medidores, válvulas reguladoras y los paneles de control, así como un simulacro de inmersión cada media hora-, el negocio no prosperó.

ESTRELLA FUGAZ
En el 2002, cuando todavía se encontraba en la cumbre de su carrera, la entonces Princesa del Pop se aventuró a abrir un restaurante en la ciudad de Nueva York. El nombre, Nyla, fue el resultado de la suma de los códigos postales de su natal Louisiana y el estado de la Gran Manzana.

Solo seis meses. Eso fue lo que Britney Spears duró como dueña de este local, que ofrecía comida cajún y que terminó con 400 mil dólares en deudas, según ‘The Daily Meal’.

DESDE PUERTO RICO
También en el 2002, cuando se paseaba de carpeta roja en carpeta roja del brazo del actor Ben Affleck, Jennifer López inauguró un restaurante de comida boricua en Los Ángeles: Madre’s.

Según señaló Eater.com, una página web especializada en comida, el local de López tuvo un mérito: estuvo abierto por seis años. “Con críticas poco entusiastas, pero con una constante cantidad de gente que quería probar lo que pensaba que J.Lo comía, Madre’s duró mucho más de lo que todos, incluso J.Lo, anticiparon”.

FALTÓ FUERZA
Posando con un sombrero de cocinero y un plato de espaguetis, así promocionó Hulk Hogan su restaurante, Pastamania!. El local abrió sus puertas en 1995, en un centro comercial de Minnesota, pero no pasó ni año antes de que cerrara.

Los platos de la carta tenían ingeniosos nombres que jugaban con la popularidad de su creador e inversionista, quien hasta hizo publicidad de su restaurante en un programa de la Asociación Mundial de Lucha.

PURA FACHA
¿Se acuerdan de la imagen de las supermodelos Claudia Schiffer, Elle MacPhearson, Naomi Campbell y Christy Turlington posando abrazaditas en la inauguración de The Fashion Café, en la ciudad de Nueva York?

Esas fotos dieron la vuelta al mundo y atrajo la atención de varias personalidades del mundo gastronómico, como la crítica de “The New York Times”, Ruth Reichl. “La crítica perdió su apetito luego de esperar más de una hora para almorzar en un día lunes y por verse forzada a ver a ‘tanta gente delgada con ropa ajustada’. Sin embargo, Reichl encontró la comida ‘sorprendentemente decente’, pero no fue la única que encontró el tema del sexo y la comida agotador. The Fashion Café cerró después de unos años”, relata “The Daily Meal”.

DOBLE ROL
Quizás muchos no lo sepan, pero en 1999 el actor Kevin Costner, junto a un grupo de inversionistas, abrió un restaurante en Costa Mesa, California. El establecimiento se llamaba The Clubhouse y duró unos respetables diez años en el mercado.