Gol de España: su cocina sí deja huella en Sudáfrica

Aunque no han ganado en la cancha, los españoles han dejado una buena impresión… gastronómicamente hablando

Gol de España: su cocina sí deja huella en Sudáfrica

Si el chef sudafricano Gideon Joubert se sale con la suya, la cocina española dejará su huella en la ciudad de Potchefstroom incluso después de que la selección de fútbol campeona de Europa haya dejado el Mundial.

Joubert está a cargo de la cocina en la nueva villa deportiva de la Universidad de North West, donde Fernando Torres, Cesc Fábregas y sus compañeros del equipo español se encuentran concentrados.

El chef, que ha aprendido los secretos de la comida ibérica de los dos cocineros que viajaron con el seleccionado español, dijo que el énfasis en la frescura de los ingredientes es lo que más resalta de la cocina española.

“Esta ha sido una experiencia reveladora y ha ampliado nuestros horizontes sobre la manera en que se prepara la comida”, señaló Joubert. “Los sabores son simples, aunque deliciosos, y la frescura de la comida te hace agua la boca. Estoy triste que solo tengo seis semanas. Hubiese estado más feliz con cuatro meses”, agregó.

ESPAÑA EN LA CARTA
Cuando el restaurante de la villa deportiva abra al público tras la Copa del Mundo, Joubert dijo que aplicará lo que ha aprendido de Xabier Arbizu, el chef vasco que cocina para la escuadra española por quinta vez en un Mundial de fútbol.

“Queremos implementar la mayoría de las cosas que hemos aprendido y darle un toque de la cultura española”, dijo Joubert. “La cultura (culinaria) sudafricana es muy abierta a las influencias extranjeras”, agregó, mencionando como ejemplos a la cocina india y la japonesa.

DIETA CONTROLADA
Si bien la comida que están preparando es de la más alta calidad, Joubert admitió también sentir algo de lástima por los jugadores, cuya dieta es estrictamente controlada por los doctores del equipo.

Debido a que no habla español, Joubert ha debido recurrir a un intérprete en medio del calor de la cocina y solo tuvo acceso al menú de los jugadores el día antes de su llegada, lo que causó unos primeros días un poco caóticos.

El chef sudafricano ha pasado gran parte de su tiempo buscando ingredientes frescos de sus proveedores locales, quienes han sabido satisfacer los estrictos estándares de los cocineros y doctores españoles.

El desayuno, servido entre las 8:45 y las 11:00 de la mañana, consiste en huevos revueltos y tostadas, cinco tipos de cereales, yogurt y frutas frescas. Uno de los alimentos favoritos de los jugadores es la leche chocolatada.

Para el almuerzo y cena se sirve pollo, pescado y varios cortes de carne, junto a ensaladas, pasta y arroz. Los acompañamientos son solo simples salsas a base de tomate, mientras que las cremas están estrictamente prohibidas.

El torneo comenzó de la peor manera para los españoles, quienes fueron derrotados el miércoles por Suiza, lo que podría llevar a que la experiencia de Joubert con la cocina española sea más corta de lo esperado.

La atmósfera fue muy tranquila en el desayuno del jueves, dijo Joubert, quien ofreció palabras de consuelo para los ahora ex favoritos a ganar la Copa del Mundo: “Incluso los gigantes tropiezan y vuelven a levantarse”.