Portugal escoge sus siete maravillas gastronómicas

Entre los candidatos está el bacalao con nata, el cerdo alentejano, la sopa de piedra y el cocido

Portugal escoge sus siete maravillas gastronómicas

Portugal, mundialmente famoso por su patrimonio histórico y natural, comenzó a escoger sus siete maravillas gastronómicas con el objetivo de situar al país como un destino turístico culinario de primer orden.

El bacalao con nata, el cerdo alentejano, la sopa de piedra o el cocido son algunos de los sabrosos platos que se someterán al veredicto de los portugueses.

El proyecto se compone de una primera fase, para la selección de 70 platos, de la que posteriormente saldrán 21 finalistas. Después, en setiembre, una gran votación popular dictará las siete delicias culinarias de Portugal, divididas en otras tantas categorías: entradas, sopa, marisco, pescado, carne, caza y repostería.

“Si el primer motivo de un turista extranjero que viaja a España es la gastronomía, entendemos que Portugal no debe quedarse atrás. Solo necesitamos comunicar”, declaró el Secretario de Estado de Turismo, Bernardo Trinidade, quien asistió a la presentación de la iniciativa.

Portugal dispone de materia prima de elevada calidad, como el pescado o las hortalizas, y de profesionales de la restauración altamente cualificados que podrán aportar un valor añadido al turismo, aseguró.

El organizador del acontecimiento, Luís Segadaes, vaticinó el éxito del concurso “la gastronomía es el deporte nacional en Portugal, por delante del fútbol”, aseguró y explicó que el objetivo de la votación es reforzar la presencia de los platos tradicionales portugueses, así como la utilización de las materias primas lusas.

Las siete maravillas de Portugal está incluido en un programa de promoción del país, después de que en los años anteriores se celebrasen votaciones para escoger sus siete monumentos más significativos o sus siete mejores parajes naturales.